De la matefobia a la matefilia

La Comédie des Ondes es una compañía de teatro francesa que crea y produce sus propios espectáculos. La mayoría de sus propuestas tienen como eje la ciencia, siendo sus objetivos tanto la educación en el ámbito escolar como las representaciones para el público en general. La compañía no descuida la parte social en sus creaciones, y muchas de sus propuestas buscan atraer a las jóvenes hacia las disciplinas científicas o hacer visibles a las pioneras de la ciencia.

En Elle est mathophile!¡Ella es ‘matefila’!–, subtitulada ‘un solo en chansons sur les joies et les affres de l’apprentissage des maths’ ‘un solo con canciones sobre las satisfacciones y los tormentos en torno al aprendizaje de las matemáticas’– la compañía habla de las dificultades de la enseñanza de las matemáticas y del papel de las mujeres en la ciencia.

Sinopsis

La protagonista es una profesora de matemáticas. Al principio, resulta más bien dura. Su aspecto femenino no es sinónimo de amateurismo: ¡no hay lugar para el error! Es exigente y concienzuda, y está convencida de que sus estudiantes le dan demasiada guerra. Se trata de una carrera de obstáculos para aquellas y aquellos que no consiguen seguir su curso: se convoca a padres y madres, educadores y educadoras, ortofonistas y “psi-s” de cualquier naturaleza.

La protagonista acompaña a estas personas ‘maltratadas’ por  las matemáticas, en parte por su sentido del deber, en parte por curiosidad y, también, intrigada por estos casos de rechazo evidente hacia su gran pasión.

Así, poco a poco, su propia relación con su disciplina va a evolucionar. La protagonista va a conseguir conciliar las matemáticas con… ¡el humor! Pero también va a admitir el derecho a cometer errores, a caer en la subjetividad… en resumen, va a reconocer la humanidad que ella misma posee.

La Comédie des Ondes

La actriz que representa este solo es Anne Rougée que en 2005 cambió la ciencia, el mundo de la investigación en imagen médica, por el mundo del espectáculo.

La obra se divide en tres partes, cada de ellas acompañada de una canción de melodía muy conocida.

¡Las matemáticas me angustian!

La obra comienza con la protagonista devolviendo a su alumnado los exámenes de matemáticas. Está decepcionada porque las notas no son muy altas. Se queja de lo complicado que resulta, en algunos casos, enseñar a estudiantes poco motivados y que se distraen continuamente en el aula. Anima a sus alumnas y alumnos para que se esfuercen, para que trabajen de manera activa en su aprendizaje. Además, intenta convencer a padres y madres de que las matemáticas no son espantosas y que deben estimular a sus hijas e hijos. En tono de humor, la profesora afirma que una gran parte de los estereotipos y complejos que poseen los estudiantes hacia las matemáticas provienen, sin duda, de los recelos de sus propios parientes. La protagonista habla también de alumnas que progresan poco a poco a base de paciencia y esfuerzos, y de otros estudiantes que se consideran incapaces de aprender.

Esta parte se complementa con la canción La prof de maths veut me faire la peau –La profe de matemáticas quiere acabar conmigo– con la melodía de Like a Hobo del compositor y cantante Charlie Winston:

[…] La prof de maths veut me faire la peau.
Elle va me mettre zéro.
La prof de maths veut me faire la peau.
Elle dit j’suis un zéro […]

[…] La profe de mates quiere acabar conmigo.
Va a ponerme un cero.
La profe de mates quiere acabar conmigo.
Dice que soy un cero a la izquierda […]

¡Las  matemáticas me atraen!

La profesora comenta que, para ella, tampoco es fácil enseñar. Recuerda que siempre le han atraído las matemáticas: se le daban bien en la escuela, pero en la secundaria empezó a interesarse por los chicos y se despistó un poco… ¿Y si no se hubiera entretenido? ¿Quizás habría sido la primera mujer en recibir una Medalla Fields?

La canción que acompaña esta parte es Mon coeur est pris par les maths –Mi corazón pertenece a las mates– con la melodía de My Heart Belongs to Daddy del compositor Cole Porter:

[…] Les quaternions, c’est ma passion.
Les complexes, j’les laisse à ma grande soeur.
Les dérivées, c’est le méga-pied.
Car mon coeur est pris par les maths […]

[…] Los cuaterniones son mi pasión.
Los complejos, se los dejo a mi hermana mayor.
Las derivadas, son una pasada.
Porque mi corazón pertenece a las mates […]

¡Por fin entiendo las matemáticas!

Tras esta canción, la protagonista explica que de joven había querido dedicarse a la investigación en matemáticas, como su padre. Pero ella prefería las matemáticas aplicadas, las que pensaba que eran útiles para la sociedad, las concretas, las capaces de resolver problemas reales… Reconoce que, en aquel momento, también pensaba que las matemáticas puras estaban reservadas a los chicos y a sus juegos intelectuales, a su competitividad, a su brillantez… La profesora habla de cómo se embarcó en una tesis en este campo, con esfuerzo y pasión. Pero terminó decepcionada a causa de un director que la valoró poco y la envío a seguir su formación en EE.UU. La recomendó como ‘una buena chica, fuerte y eficaz, sobre la que se puede ejercer una presión conveniente’, mientras él presentaba sus resultados en congresos…

En tono cómico, imita a personas que desean hacer pruebas médicas a sus hijos para intentar averiguar la razón de su bloqueo en matemáticas…

Y llega el momento de la victoria final, con la canción J’ai enfin compris les mathématiques –Por fin he entendido las matemáticas– con la melodía de New York, New York del compositor John Kander:

[…] J’ai enfin compris. C’est une nouvelle vie.
J’ai résolu une équation mathématique […]

[…] Por fin he entendido. Es una nueva vida.
He resuelto una ecuación matemática […]

La obra termina con la profesora comentando a su alumnado que las personas que se dedican a las matemáticas disfrutan realmente de ellas, que las matemáticas apasionan y enganchan y, además, ayudan a tener un pensamiento más claro…

Referencias

Sobre la autora

Marta Macho Stadler es doctora en matemáticas, profesora del Departamento de Matemáticas de la UPV/EHU y colaboradora en ::ZTFNews y la Cátedra de Cultura Científica de la UPV/EHU.

Deja un comentario

Obligatorio

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>