Marie-Louise Dubreil-Jacotin, una matemática inspirada por Emmy Noether

Marie-Louise Dubreil-Jacotin.

Marie-Louise Jacotin nació el 7 de julio de 1905. Anna Cartan (1878-1923), su profesora de matemáticas en el Liceo Jules Ferry de París, enseguida fue consciente de las aptitudes para la ciencia de Marie-Louise. Tras terminar el bachillerato en 1924, la joven continuó estudiando matemáticas especiales en el Collège de Chaptal.

En el inicio de sus estudios superiores tuvo que sortear numerosas dificultades. En 1926, quedó en segundo lugar en el examen de ingreso en la École normale supérieure (ENS) de París, tras Claude Chevalley (1909-1984) –uno de los miembros fundadores del grupo Bourbaki–. Aunque recibió una beca de estudios, rechazaron su solicitud de entrada en el centro: los estudiantes varones tenían prioridad y solo aceptaban a veinte. La solución era sencilla: fue degradada al puesto veintiuno en las pruebas de ingreso. La joven estudiante solicitó la intervención del Ministro de Instrucción Pública —Édouard Herriot, que había estudiado en este centro de élite–. Intervino a su favor Fernand Hauser –editor del la revista del ENS y padre de su amiga Simone Hauser– y, en 1927, consiguió  ingresar en la prestigiosa Escuela como alumna externa. Mientras acudía a las conferencias impartidas en la ENS, Jacotin seguía los cursos de la Facultad de Ciencias de la Universidad de París, en particular los de mecánica de fluidos de Henri Villat (1879-1972). Allí obtuvo la licenciatura en ciencias matemáticas en 1929. Entre sus colegas de promoción en la ENS se encontraban matemáticos de la talla de Jean Leray (1906-1998) y Claude Chevalley. Allí también conoció a Paul Dubreil (1904-1994).

En 1929, y con la ayuda del director de estudios —Ernest Vessiot (1865-1952)–, Marie-Louise obtuvo una beca para comenzar sus estudios de física matemática en Oslo. Allí trabajó con el físico Vilhelm Bjerknes (1862-1951) en mecánica de fluidos y la ecuación de ondas.

Regresó a París en 1930 y se casó con Paul Dubreil, pasando a ser Marie-Louise Dubreil-Jacotin. Ella acompañó a su marido a Alemania –donde Paul prosiguió sus investigaciones sobre estructuras algebraicas– y a Italia. Allí, Marie-Louise conoció a Tullio Levi-Civita (1873-1941) que trabajaba en el mismo ámbito que ella.

Emmy Noether, Marie-Louise Dubreil-Jacotin y Paul Dubreil (Gotinga, 1931).

Su encuentro con Emmy Noether (1882-1935) en Gotinga fue determinante en su carrera. Marie-Louise terminó y defendió su tesis doctoral —Sur la détermination rigoureuse des ondes permanentes périodiques d’ampleur finie, bajo la supervisión de Henri Villat– en 1934, y decidió dejar la mecánica de fluidos –la ecuación de Dubreil-Jacotin-Long en esta rama de la física lleva su nombre– y girar hacia el álgebra y la teoría de números.

Solo dos mujeres antes de Marie-Louise habían defendido una tesis en matemáticas puras en Francia. Fueron la astrónoma Edmée Chandon (1885-1944) en 1930 –con la tesis titulada Recherches sur les marées de la Mer Rouge et du Golfe de Suez en la que mostraba que las mareas del Mar Rojo proporcionan un caso típico de onda estacionaria— y la matemática Marie Charpentier (1903-1994) en 1931 –con la memoria Sur les points de Peano d’une équation différentielle du premier ordre–.

Edith, la única hija de Marie-Louise y Paul nació a principios de otoño de 1936. Paul fue nombrado en la Universidad de Nancy que se negó a contratar a Marie-Louise. Ella obtuvo un puesto de enseñante e investigadora en la Universidad de Rennes en 1938 y después uno de profesora titular de matemáticas generales en la Universidad de Lyon, para ser transferida de nuevo a Rennes en 1941. En 1943 fue nombrada profesora titular de la cátedra de cálculo diferencial e integral de la Facultad de Ciencias de la Universidad de Poitiers, donde fundó una escuela matemática que trabajó en diferentes problemas de álgebra, incluyendo los conjuntos ordenados, los semigrupos –los semigrupos de Dubreil-Jacotin llevan su nombre– y la teoría de ideales. Fue la primera mujer en obtener una cátedra universitaria en Francia; fue en 1946, en Poitiers. La segunda fue Yvonne Choquet-Bruhat en 1946. También fue directora de investigación del Centre national de la recherche scientifique (CNRS) durante el curso académico 1954-1955, siendo nombrada profesora titular en la Facultad de Ciencias de la Universidad de París en 1956.

Junto a sus colaboradores Léonce Lesieur y Robert Croisot publicó Leçons sur la théorie des treillis des structures algébriques ordonnées et des treillis géométriques (Gauthier-Villars, 1953). Aunque, sin duda, fue mucho más reconocido su texto Leçons d’algèbre moderne (Dunod, 1961) –escrito junto a Paul– que fue traducido a inglés en 1967 y posteriormente a otros idiomas.

Marie-Louise también se interesó por reivindicar el lugar de las mujeres en la ciencia. Entre otros, contribuyó con el capítulo Figures de mathématiciennes en el libro Les grands courants de la pensée mathématique (Cahiers du Sud, 1948) coordinado por François Le Lionnais (1901-1984). Por supuesto, su admirada Emmy Noether fue una de las matemáticas a las que aludió en este escrito.

Muy afectada por el prematuro fallecimiento de su hija Edith en 1970, Marie-Louise sufrió un accidente de tráfico y falleció cinco semanas más tarde, el 19 de octubre de 1972, de un infarto.

Más información

Sobre la autora

Marta Macho Stadler es doctora en matemáticas, profesora del Departamento de Matemáticas de la UPV/EHU y colaboradora en ::ZTFNews y la Cátedra de Cultura Científica de la UPV/EHU.

Deja un comentario

Obligatorio

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>