Cassiopeia A, bordada por Cecilia Payne-Gaposchkin

Categorías

Carretes de hilo.

No es la primera vez que hablamos en Mujeres con ciencia de labores como el ganchillo –Las muñecas amigurumi-STEM o La hermosa matemática del coral (y el crochet)– o el tejido –Tejiendo cerebros–. Estos trabajos artesanos, vinculados a las mujeres, requieren de una gran paciencia e imaginación, y producen creaciones de una gran belleza. Como muchos saberes femeninos, las labores realizadas con telas, hilos y lanas, son en general quehaceres poco valorados, aunque se reivindican cada vez más desde diversos espacios.

La costura ha acompañado a las mujeres desde siempre. Tanto las mujeres humildes como las de clases acomodadas han cosido, por necesidad o como pasatiempo. Los hilos y las agujas han formado parte de nuestra vida cotidiana; recuerdo con nostalgia los juegos con los carretes vacíos que nos regalaba la tía Reme

En [3] Maria Popova menciona unas acertadas palabras de la astrónoma Maria Mitchell que, por supuesto, además de realizar su labor científica, cosía:

El ojo que dirige una aguja en las delicadas mallas del bordado, igualmente podrá bisecar una estrella con la tela de araña del micrómetro.

Otra gran astrónoma Cecilia Payne-Gaposchkin, también cosía… bueno, bordaba… Recordemos que Cecilia observó durante toda su vida las estrellas, realizando importantes aportaciones a la astronomía.

Incluso al final de su vida, ya retirada, las estrellas continuaron siendo una parte importante de su vida. Uno de sus amigos, John R. Whitman, quedó cautivado por la imagen de la portada de la revista Scientific American correspondiente al número de diciembre de 1975. Se trataba de una imagen tomada por rayos X del remanente de supernova Cassiopeia A. Esa imagen podría parecer, a primera vista, una figura bordada sobre fondo negro.

La portada correspondía al artículo X Rays from Supernova Remnants (vol. 233, no. 6, páginas 38-47) de los astrónomos Philip A. Charles y J. Leonard Culhane. Philip A. Charles, amigo de John R. Whitman, proporcionó a su interesado colega el archivo de datos de la imagen de la Cassiopeia A.

Portada de Scientific American (diciembre 1975) y esquema de bordado de Cecilia.

Whitman realizó un primer diseño para el bordado del remanente de supernova –parece que usó un moderno ordenador de la época– y Cecilia, ya con 75 años, comenzó su labor, tras elaborar el correspondiente patrón de colores.

El bordado de Cecilia.

En [2] se cita a un ilusionado Whitman, en 1976, tras ver finalizado el bordado de la astrónoma:

Varios meses después, Cecilia me presentó el bordado con gran placer y mucho orgullo. Fue un espectáculo maravilloso. Su trabajo, principalmente empleando la puntada escocesa, fue soberbio, y todos los que lo vieron quedaron muy impresionados con su calidad y belleza.

Labores de mujeres, labores ancestrales. En este caso, la labor de Cecilia Payne mostrando la gran explosión de una estrella lejana…

Más información

[1] Payne-Gaposchkin, Cecilia, 1900-1979 – Papers of Cecilia Helena Payne-Gaposchkin : an inventory

[2] Meg Rosenburg, Stitching a Supernova, True Anomalies, 27 mayo 2015

[3] Maria Popova, Stitching a Supernova: A Needlepoint Celebration of Science by Pioneering Astronomer Cecilia Payne, Brain Pickings, 10 mayo 2017

[4] Eduardo Bravo, Cecilia Payne: la astrónoma que bordaba estrellas en punto de cruz, 1 agosto 2017

Sobre la autora

Marta Macho Stadler es doctora en matemáticas, profesora del Departamento de Matemáticas de la UPV/EHU y colaboradora en ::ZTFNews y la Cátedra de Cultura Científica de la UPV/EHU.

Deja un comentario

Obligatorio

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>