Jocelyn Bell: «Preguntad e investigad»

Hitos

La astrofísica Jocelyn Bell Burnell es fundamentalmente conocida por haber descubierto en 1967 el primer púlsar. En aquel momento era una estudiante del radioastrónomo Antony Hewish, quien recibió el Premio Nobel de Física en 1974 «por sus investigaciones pioneras en la astrofísica de radio y por su papel decisivo en el descubrimiento de los púlsares».

Jocelyn Bell no fue nominada al Nobel aunque, posteriormente, sus importantes contribuciones a la ciencia han sido reconocidas con numerosos premios. La Universidad del País Vasco (UPV/EHU) se ha sumado a estos homenajes nombrándola doctora honoris causa el 26 de octubre de 2022.

Conversando con el alumnado de la Facultad de Ciencia y Tecnología

La propuesta de este doctorado honoris causa partió de la Facultad de Ciencia y Tecnología de la UPV/EHU. Por ello, el día 25 de octubre se organizó un encuentro entre la astrofísica y el alumnado de este centro. «Preguntad e investigad» fue uno de los mensajes con el que la científica obsequió a los centenares de estudiantes que acudieron a conocerla.

Jocelyn Bell Burnell en el Paraninfo de la Facultad de Ciencia y Tecnología de la UPV/EHU.
Fotografía: UPV/EHU © MITXI.

Además de hablar de su trabajo y compartir anécdotas de su vida, Jocelyn Bell respondió a las preguntas del alumnado. Uno de los temas tratados fue el de la situación de las mujeres en la ciencia. La investigadora expresó su satisfacción al observar a tantas alumnas presentes en la sala, y las alentó muy especialmente. A todas y todos los jóvenes asistentes les animó a entregarse con dedicación a la investigación: «Puede que no se pague bien, que tengas que trabajar muchas horas, pero es un gran privilegio descubrir cosas nuevas».

Debajo puede verse un resumen de esta conferencia.

Jocelyn Bell, una nueva doctora honoris causa por la UPV/EHU

El acto de investidura de la nueva doctora honoris causa se abrió con la intervención de Eva Ferreira, rectora de la UPV/EHU que, en su discurso, subrayó que «La carrera de Jocelyn Bell es un ejemplo extraordinario de superación». Ferreira manifestó su agradecimiento a la astrofísica por sus aportaciones científicas, por su calidad humana y por su fructífera relación con la Universidad del País Vasco.

La profesora Ruth Lazcoz, madrina de la Dra. Jocelyn Bell, destacaba en su laudatio que «Compartir momentos con ella permite a quien tiene la ocasión constatar que su valía profesional y personal son sobresalientes». Lazcoz aludió también a su entusiasta dedicación al fomento de vocaciones científicas.

Por último, la nueva doctora honoris causa agradecía el reconocimiento que se le otorgaba: «Gracias por vuestra hospitalidad; gracias por vuestra generosidad; gracias por todas las atenciones. Y, sobre todo, gracias por hacerme parte de vuestra comunidad».

Ojalá Jocelyn Bell no tarde en visitarnos de nuevo; no imagino a ninguna persona dedicada a la ciencia más inspiradora que ella.

Fuente: En corto.​

Más información

Edición realizada por Marta Macho Stadler

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. .