Tarjetas para programar el mundo

Gracias a la implementación de las tarjetas perforadas, la máquina analítica teje patrones algebraicos de la misma manera que el telar de Jacquard teje flores y hojas.

Augusta Ada Lovelace
Tarjeta perforada del telar mecánico de Jacquard (hacia 1801).

Recuerda la primera vez que las vio. Cómo aquellas tarjetas perforadas de cartón le comunicaban al telar mecánico inventado por Joseph-Marie Jacquard el tipo de cosido que tenía que hacer.

Unas tarjetas parecidas contendrían las instrucciones de la Máquina Analítica y, tal y como esperaba su inventor Charles Babbage, permitirían programarla para ejecutar diferentes algoritmos y resolver cualquier tipo de problema, al mismo tiempo que para almacenar datos.

Ada, coincidía con Babbage en cuanto a la capacidad de la máquina para realizar grandes cálculos matemáticos, pero estaba convencida de que podría ir mucho más allá y procesar cualquier tipo de información mediante la manipulación de símbolos: «La máquina analítica tiene el potencial de revolucionar el mundo entero, no solo el mundo de las matemáticas».

La “encantadora de números”, tal y como la llamaba Babbage, anticipó el enorme potencial de las computadoras, si bien nunca las creyó capaces de pensar. Tal y como ella misma decía:

La máquina analítica no tiene ninguna pretensión de dar origen a nada. Puede hacer lo que sea que sepamos cómo ordenarle. Puede realizar análisis, pero no tiene el poder de anticipar ninguna clase de relación ni de verdad analítica.

Alan Turing formuló una objeción a esta idea en su artículo Computing machinery and intelligence, de 1950, en el que introdujo el concepto del Test de Turing para diferenciar la inteligencia humana de la artificial.

Sobre el artículo original

El artículo Tarjetas para programar el mundo se publicó en el blog Los Mundos de Brana de Laura Morrón el 18 de diciembre de 2017.

Un especial agradecimiento a la autora del artículo por permitir su reproducción en Mujeres con ciencia.

Sobre la autora

Laura Morrón es licenciada en Física. Como apasionada de la divulgación científica, escribe en su blog personal Los Mundos de Brana y colabora en Naukas, Pa ciència, la nostra, Desgranando Ciencia y Desayuno con fotones.

Deja un comentario

Obligatorio

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>