Felisa Núñez Cubero, una pionera en física experimental

Felisa Núñez Cubero (1924-2017) nació en Valladolid. Allí cursó también sus estudios superiores y se licenció en Ciencias Químicas en 1946, con premio extraordinario.

Durante su licenciatura comenzó a trabajar con el profesor Salvador Velayos Hermida (1908-1997), especialista en ferromagnetismo, bajo la dirección del cual Felisa realizó su tesis doctoral en el área de magnetismo.

En 1955, Felisa Núñez Cubero se trasladó a Madrid, y en 1958 se doctoró en Ciencias Físicas por la Universidad Complutense de Madrid (UCM) con una tesis sobre imanes permanentes, más concretamente sobre la caracterización de las propiedades magnéticas de una ferrita que habían fabricado en el laboratorio de física de Valladolid.

En 1961 obtuvo una beca de la Ramsay Memorial Fellowship Trust para completar su formación en la Universidad de Nottingham; allí trabajó en dominios magnéticos con el profesor Leslie Fleetwood Bates. El trabajo de investigación realizado por Felisa Núñez durante estos años aparece citado en los libros Modern Magnetism de Bates y Magnetism –colección de cuatro volúmenes que componen una acreditada enciclopedia del magnetismo– editado por George T. Rado y Harry Suhl.

Felisa Núñez Cubero comenzó su vida docente en la Universidad de Valladolid, entre 1946 y 1956, como profesora ayudante y después como profesora adjunta. Entre 1956 y 1962 fue profesora adjunta en la UCM. Desde 1964 fue catedrática de física en la Universidad Politécnica de Madrid (UPM): hasta 1983 en la Escuela Universitaria de Ingeniería Técnica de Telecomunicación –fue la primera catedrática de la UPM– y desde ese año hasta 2000 en la Escuela Universitaria de Ingeniería Técnica Forestal –desde 1990 a 2000 como catedrática emérita–.

En estas universidades, Felisa Núñez no solo se dedicó a la docencia, también dirigió trabajos de investigación y escribió libros. Su principal contribución a la física española fue en el área de la física experimental, tanto en la enseñanza como en la puesta en marcha de laboratorios de técnicas experimentales que prácticamente no existían en aquel momento en el país.

En 1989, por todas estas aportaciones, la UCM y la UPM le concedieron sus respectivas Medallas de Oro.

El 1999, la Real Sociedad Española de Física (RSEF) le concedió –junto a José Aguilar Peris– el primer Premio de Enseñanza de la Física.

En 2013, durante la XXXIV Reunión Bienal de la RSEF celebrada en Valencia, recibió un merecido homenaje, impulsado por el Grupo de Mujeres en Física, en agradecimiento a su labor pionera como profesora de física.

A principios del mes de marzo de este año, la UPM rindió un homenaje a Felisa Núñez, acto durante el cual se presentó el laboratorio “Felisa Núñez Cubero”, que se ubicará en la Escuela Técnica Superior de Ingeniería y Sistemas de Telecomunicación de esta universidad.

Además del reconocimiento a su trabajo, Felisa Núñez Cubero contaba con la admiración de quienes la conocieron. Recuerdo un mensaje que nos enviaron en septiembre de 2017 desde el Club Español de Magnetismo, en el que se referían a ella de este modo:

Todos los que la conocimos y disfrutamos de sus enseñanzas, no solo en el campo de la física, la recordaremos con mucho cariño.

Referencias

Sobre la autora

Marta Macho Stadler es doctora en matemáticas, profesora del Departamento de Matemáticas de la UPV/EHU y colaboradora en ::ZTFNews y la Cátedra de Cultura Científica de la UPV/EHU.

Deja un comentario

Obligatorio

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>