Martí Domínguez: “Las mujeres de ciencia están infrarrepresentadas en la fotografía de prensa en España”

Categorías

Una de las excepciones en el tratamiento fotográfico a las mujeres científicas. La bióloga Érika Cuéllar, correctamente
identificada en el pie de foto, posa, con ropa informal, para una entrevista en el diario El Mundo. Foto: Elmundo.es/ROLEX.

Una reciente investigación de la Universidad de Valencia alerta de un ignorado frente de discriminación para las mujeres científicas, la prensa. La mujer científica sólo es protagonista exclusiva en el 17,1% del apoyo gráfico de las informaciones de ciencia. El estudio advierte, además de que, en muchos casos, la presencia de las mujeres en los medios acontece sólo porque son utilizadas como recurso fotográfico decorativo. Hablamos con Martí Domínguez, investigador principal de este trabajo.

Martí Domínguez Romero (Madrid, 1966) es profesor titular de periodismo, novelista, ensayista, director de la Revista Mètode y del Observatorio de las Dos Culturas. Fue precisamente su trabajo al frente de la revista lo que le llevó a realizar este estudio porque “había observado que cuando los fotoperiodistas me enviaban algunas imágenes para completar los contenidos, incurrían en un cierto sesgo. Apostaban por fotografías donde aparecían jóvenes investigadoras. Observé también el mismo fenómeno en notas de prensa o reportajes que nos proponían publicar. Tenía la idea, desde hacía tiempo, de cuantificar y denunciar este sesgo, así que la investigación surge de la necesidad de demostrar que esa percepción era correcta”.

El estudio, publicado en la revista “Science Communication”, ha analizado 1.134 fotografías de las noticias científicas publicadas entre los años 2014 y 2015, en cuatro de los diarios de mayor tirada en España: El País, El Mundo, La Vanguardia y ABC. La infrarrepresentación de las mujeres científicas es generalizada en todos ellos. Del conjunto de las fotografías, un 73,9% mostraba sólo a hombres científicos, un 17,1% sólo a mujeres y un 9% a ambos.

Javier San Martín (JSM) Las cifras indican que las líneas editoriales o idearios de los periódicos no influyen en el tratamiento a las mujeres científicas. La presencia de mujeres de ciencia en esos medios es incluso menor que la representación académica del colectivo…

Martí Domínguez (MD) Sí, en el campo de la investigación hay tantas mujeres como hombres, incluso el porcentaje de mujeres es superior en algunos casos, en cambio, las mujeres sólo son el relleno de las noticias. Cuando hay que personalizar una investigación, cuando hay que concretar la información y buscar a alguna persona que haga de portavoz de esa noticia, es mucho más frecuente que aparezca un hombre como investigador principal y no sólo caracterizado como “científico con bata”, sino en traje de chaqueta o incluso con ropa informal o de sport. Sin embargo, las mujeres llevan su bata de laboratorio y aparecen en esa situación de no ser las protagonistas de las noticias. Muchas veces incluso se las fotografía de lado o realizando alguna actividad, pero no posando para la fotografía. Eso trasluce esa visión de la mujer como florero o como relleno.

(JSM) ¿Habéis observado alguna diferencia significativa entre los periódicos?

(MD) Hay diferencia entre La Vanguardia y el resto. El diario catalán tiene una actitud un poco más contenida y no hace tan mal uso, desde el punto de vista de la imagen. En cambio, en el resto de diarios que hemos estudiado, que son más de los cuatro que finalmente hemos escogido como referencias, hay un cierto sesgo, lo que es sorprendente en algunos de ellos.

Científicas florero

El estudio ha comprobado también que las mujeres aparecen en mayor medida que los hombres como recurso fotográfico, es decir, en imágenes que ilustran la pieza periodística, pero que no están directamente relacionadas con la información y sirven para hablar de temas genéricos de ciencia. Una de cada cuatro imágenes donde se muestra a mujeres científicas representa a investigadoras anónimas, que realizan alguna tarea científica, mientras que tan sólo una cada de cada veinte imágenes de científicos varones responde a esta categoría.

Además, los varones científicos aparecen en un 94,7% en fotografías como protagonistas de la información, por ejemplo, en informaciones relacionadas con sus hallazgos científicos o con su carrera académica. En las mujeres, este porcentaje se reduce al 74,1%.

(JSM) Esta forma de tratar la imagen que acompaña a las informaciones, en las que la mujer es representada como un instrumento útil para hacer tareas, pero no es la protagonista del pensamiento, de la ciencia en sí misma, ¿contribuye a consolidar los actuales roles de género?

(MD) ¡Ya lo creo! Eso es precisamente lo que denuncia el artículo. La utilización del papel de la mujer científica en el laboratorio, normalmente joven, como una subalterna que no lleva la voz cantante. Hay una cierta falsedad en esa postura que hace que quizá, poco a poco, las mujeres no opten por esas carreras porque no se ven como protagonistas. Los medios deberían pensarse mucho más introducir esas fotografías de relleno porque hay una tendencia, desde el documentalista hasta el fotógrafo, –que muchas veces son hombres– a buscar fotografías “embellecedoras” de la noticia. Hay un sesgo claro desde el punto de vista de la imagen y el lenguaje visual.

Otra forma de invisibilidad de las mujeres científicas, el lenguaje. Una imagen de archivo (no relacionada
con la información) publicada en el diario Deia en la que se ve a dos personas, una científica y un científico,
durante su trabajo en el laboratorio. El pie de fotos sólo hacía referencia a “dos científicos”.

(JSM) ¿Quiénes firman los artículos de los periódicos donde aparecen mujeres científicas?

(MD) Generalmente hombres.

(JSM) ¿Diría que prensa diaria está destinada a los varones, que es una prensa masculina?

(MD) Los directores y de los jefes de sección, normalmente, son hombres y esa actitud hacia las fotografías donde aparecen mujeres la encontramos en multitud de temas, por ejemplo, en la invisibilidad del deporte femenino. Cuando en los contenidos de los diarios deportivos aparecen mujeres deportistas, son mujeres sexys, o fotografiadas en un escorzo de realza sus potencialidades sexuales, y eso sería impensable hacerlo con un hombre. Como esa prensa deportiva va dirigida a un público masculino, hay una tendencia a utilizar el cuerpo de la mujer de manera ilegítima.

Lo mismo ocurre con la prensa generalista, que piensa fundamentalmente en masculino. También hemos estudiado los pies de foto, e incluso ahí, es posible encontrar diferencias. En una fotografía donde se ve a tres mujeres en un laboratorio, el pie decía: “tres investigadoras trabajando en un  laboratorio…”. En cambio, si aparecen tres hombres, generalmente se detallan sus nombres y aparecen perfectamente identificados. Ese silenciamiento de la identidad resulta muy llamativo en las fotografías a mujeres.

(JSM) En muchas imágenes de los diarios es muy fácil reconocer una clara intencionalidad de transmitir más mensajes del que aparentemente se muestra en la fotografía…

(MD) No creo que en estos casos haya una intencionalidad, al menos manifiesta. Por mi experiencia en la revista y con fotoperiodistas, me parece que ni siquiera se lo han planteado, lo hacen así por oficio,… pero hay que cambiar y educar la mirada, porque cuando se lo haces ver, notas que el fotoperiodista enfoca de otra manera.

El científico Rafael Rosell, perfectamente identificado en el pie de foto que acompañaba a esta fotografía
en La Vanguardia, posa en su laboratorio en traje de chaqueta.

(JSM) ¿Y esas ocasiones en las que se hace posar a la persona de manera bastante antinatural o casi publicitaria?

(MD) El fotógrafo percibe que esas fotografías con más intencionalidad gustan más en los medios y que, en función del espacio de la noticia, podrá lucirse más. No me parece mal que la persona investigadora pose, que exista una escenografía, e incluso que la fotografía resulte compositivamente bonita, porque el retrato existe desde siempre, lo que no es correcto es que haya una actitud diferente en el fotógrafo si la persona a la que se retrata es un científico o una científica,… esto tiene que ver con el machismo latente en los medios de comunicación que hace que, muchas veces, las investigadoras se sientan incómodas y tengan auténtico pánico escénico y cierto horror ante el objetivo del fotógrafo.

(JSM) Los medios de comunicación no apuestan por la naturalidad gestual…

(MD) En los medios de comunicación generalistas se busca la fotografía más singular posible, donde quizá la persona está más caricaturizada o su gesto es más antinatural o sacado de su contexto. Hay veces que se les pide que hagan un escorzo, o enseñen la espalda mientras miran hacia atrás, o se fuerzan los contrapicados,… se busca sacar toda la potencialidad a la sexualidad de la investigadora y, en cambio, eso sería impensable con los varones. Hay una clara mirada de género en el fotógrafo, que no está fotografiando a una científica, sino a una mujer científica.

(JSM) El artículo alerta, además, que aumentar la presencia de las mujeres en los medios puede no ser suficientemente si no aparecen como protagonistas de la información y lo hacen sólo como recurso fotográfico decorativo.

(MD) Este es mi primer trabajo como director de un estudio de estas características, estoy más dedicado a la comunicación de la ciencia, incluso a la retórica de la ciencia, pero alertamos de la necesidad de buscar a estas mujeres que son protagonistas, porque muchas veces son menos agresivas a la hora de buscar protagonismo en los medios generalistas que sus propios compañeros varones, aunque sean las investigadoras principales.

(JSM) La línea de trabajo que busca visibilizar a las mujeres científicas está cada día más presente en los medios de comunicación, en las instituciones, en centros y equipos de investigación,… toda esta ola, a la que muchos se están sumando en los últimos tiempos, ¿es una tarea que responde a una necesidad social, a la convicción de que es un trabajo necesario, o se va a quedar en algo pasajero?

(MD) Yo creo que, en muchos casos, es más bien una moda que una convicción. La prueba está en que se publican reportajes que llevan títulos como “Las 10 mujeres científicas más importantes”, y después, a la hora de tratar la información, se olvidan de esas buenas intenciones, caen en los estereotipos y tópicos que hemos comentado sobre el papel asignado a las mujeres, y terminan enfatizando el rol de subalternas.

Sobre los autores

Esta entrevista ha sido realizada por Javier San Martín (@SanMartinFJ) e Izaskun Lekuona (@IzaskunLekuona) y es una colaboración de Activa Tu Neurona (@ACTIVATUNEURONA) con el blog Mujeres con Ciencia.

2 Comentarios

Comenta

Carolina Martínez PulidoCarolina Martínez Pulido

Me ha interesado mucho esta entrevista. Contiene verdades que tantas veces se nos pasan desapercibidas. Muy buena la frase “hay que cambiar y educar la mirada, porque cuando se lo haces ver, notas que el fotoperiodista enfoca de otra manera”. Ciertametne, la actitud del fotógrafo, y por tanto la del lector, es diferente si el entrevistado es mujer u hombre y urge corregirlo ¡Cuánto sesgo sexista nos rodea!

Deja un comentario

Obligatorio

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>