Urania, la vida de Émilie du Châtelet

Urania. Grabado de P.L.H. Laurent y P. Audouin.
Imagen de Wikipedia.

En la mitología griega, Urania es la musa de la astronomía; en cuadros y esculturas se la suele representar acompañada de un globo terráqueo y un compás con el que mide posiciones y distancias. Su corona está formada por estrellas.

A la astrónoma Maria Cunitz (1610-1664) se la conocía con el sobrenombre de Urania. Recordemos que su libro sobre tablas astronómicas se titulaba también Urania Propitia (1650).

Traemos hoy a Mujeres con ciencia a otra Urania: se trata de la obra de teatro Urania – The Life of Émilie Du Châtelet, una propuesta de la artista y dramaturga Jyl Bonaguro.

Urania se basa en la biografía La Dame D’Esprit: A Biography of The Marquise Du Châtelet (Viking, 2006) de la historiadora Judith P. Zinsser.

Urania comienza con la llegada de la Ilustración e incorpora a muchas de las grandes mentes de esa época. Su protagonista es Gabrielle Émilie le Tonnelier de Breteuil, la Marquesa Du Châtelet, y la acompañan su amante Voltaire, su esposo Florent Claude (el Marqués Du Châtelet-Lomont), el amigo del matrimonio Louis Francois Armand Du Plessis (el Duque de de Richelieu), Pierre Robert Le Cornier de Cideville (amigo de Voltaire), Jean-Francois de Saint-Lambert (amante de Émilie), Alexis Claude de Clairaut (matemático, tutor y amigo de Émilie), Pierre-Louis Moreau de Maupertuis (matemático, explorador y tutor de Émilie), Marguerite-Thérèse Colbert de Croissy (amiga de Émilie) y Françoise De Graffigny (invitada de Émilie), como personajes principales.

En Urania se narra la vida de Émilie centrándose en sus trabajos de física y en su obsesión por terminar la traducción al francés de los Principia de Isaac Newton, traducción a la que añadió numerosos comentarios para aclarar los conceptos poco matizados por el científico británico.

Su prematura muerte y sus amoríos –en particular con Voltaire– han eclipsado en muchas ocasiones la importancia de su trabajo, realizado en un tiempo en el que a las mujeres se les negaba el derecho a la educación.

Tras conocer a Voltaire, convivieron y estudiaron en el castillo de la marquesa: ciencias, matemáticas, poesía y literatura llenaban sus días, acompañados a menudo de ilustres invitados.

Todas las pasiones de Émilie tienen cabida en Urania, las personales y las científicas. Su avidez por conocer y entender el mundo que nos rodea, su inteligencia y su dedicación merecen, sin duda, admiración y reconocimiento.

En 2006 se creó, en su honor, en Francia el Institut Émilie du Châtelet. Este centro trabaja en el desarrollo de la investigación y de la enseñanza sobre las mujeres en el conjunto de todas las disciplinas científicas.

Nota

Esta reseña se ha realizado a partir de la información contenida en la página dedicada a la obra de teatro Urania – The Life of Émilie Du Châtelet.

Sobre la autora

Marta Macho Stadler es doctora en matemáticas, profesora del Departamento de Matemáticas de la UPV/EHU y colaboradora en ::ZTFNews y la Cátedra de Cultura Científica de la UPV/EHU.

Deja un comentario

Obligatorio

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>