Bodil Schmidt-Nielsen. En busca del equilibrio hídrico y salino

Cuando los fisiólogos leemos el apellido Schmidt-Nielsen, lo más fácil es que nos venga a la cabeza el nombre Knut. Él fue uno de los fisiólogos más importantes del pasado siglo; casi con toda seguridad fue el mayor especialista en fisiología animal ambiental. Muchos de nosotros aprendimos gran parte de la fisiología que sabemos en sus libros. Pero además de Knut, también había otro nombre al que seguía el apellido Schmidt-Nielsen; era el de una mujer, una mujer que había sido esposa de Knut, razón por la cual llevaban el mismo apellido. Ella también era célebre en nuestro campo, tan gran fisióloga como su marido, sin duda, pero mucho menos conocida fuera del ámbito de la especialidad. En esta anotación y otras dos que publicaremos en días próximos me propongo dar a conocer la trayectoria y logros científicos de la Schmidt-Nielsen no tan conocida, porque los suyos también fueron grandes y merecen ser difundidos.

De izquierda a derecha: Bodil Schmidt-Nielsen, Knut Schmidt-Nielsen y Barbara Wagner (Smithsonian Institution).

Bodil Schmidt-Nielsen vino al mundo el 3 de noviembre de 1918, en Copenhague. Sus progenitores eran August y Marie Krogh, un pareja de fisiólogos muy conocida. August y Marie se hicieron muy conocidos por los experimentos, ya legendarios, mediante los que demostraron que el oxígeno no es transportado de forma activa (o sea, con gasto energético) del aire a la sangre de los capilares pulmonares como había defendido anteriormente Christian Bohr, otro gran fisiólogo y padre, a su vez, de Niels (físico y premio Nobel) y de Harald (matemático y futbolista). Los trabajos los publicaron en una serie de siete artículos (curiosamente con diferentes autorías) a los que la pareja denominó “siete pequeños diablos”, y con ese nombre han sido conocidos a partir de entonces. Así pues, es de suponer que Bodil se crió en un entorno en el que la fisiología y las ciencias en general, formaban parte del ambiente en todo momento. Bajo esas circunstancias, puede ocurrir que se acabe odiando la profesión de los padres o todo lo contrario. Y al parecer, en el caso de Bodil esto último es lo que ocurrió.

August y Marie Krogh.

Los primeros estudios –de los seis a los once años– los cursó en casa, con profesores particulares. A la edad de once años accedió al Rysensteen Gymnasium de Copenhague y en 1937 terminó los estudios a los que nosotros denominamos de bachillerato. Se especializó en ciencias y matemáticas. A continuación se matriculó en la Facultad de Odontología de la Universidad de Copenhague. A lo largo de los estudios creció su interés por la fisiología y, siendo todavía estudiante, hizo sus primeras investigaciones sobre los intercambios de calcio y fósforo que tienen lugar en la dentadura. Antes de finalizar sus estudios de Odontología –en 1939– contrajo matrimonio con Knut Schmidt-Nielsen[1]. El joven Knut era un fisiólogo noruego que daba sus primeros pasos en la investigación científica en el laboratorio de August y Marie Krogh. Tuvieron su primer hijo al acabar la carrera. Por esa razón, en vez de cursar estudios de Medicina como era su intención inicial, optó por dedicarse a la investigación en la Facultad de Odontología. Eran los años de la II Guerra Mundial. Sus primeros trabajos trataron del metabolismo del fósforo y el calcio. En 1946 obtuvo el título de Doctora Odontóloga y ella fue la primera que obtuvo tal título en la Universidad de Copenhague[2]. El título de Doctora, tal y como se entiende en nuestro tiempo dicho nivel académico lo obtuvo en 1955 en la misma universidad.

Bodil con sus hermanas y hermano.
De izquierda a derecha: Elena, Bodil, Astrid y Erik.

Pero antes de obtener el doctorado, Bodil Schmidt-Nielsen tuvo una larga trayectoria investigadora  lejos de Dinamarca trabajando sobre el balance de agua y solutos en diferentes especies animales. Knut y Bodil fueron invitados a Swarthmore College (EE. UU), donde permanecieron entre 1946 y 1948. Recalaron más adelante en Stanford (1948-1949); de allí se trasladaron a Cincinnati (1949-1952) y, finalmente, se desplazaron a Duke University. En todos esos centros Bodil ocupó el puesto de Research Associate, y de 1957 a 1964 el de Associate Research Professor en Duke. Sus trabajos más importantes durante esos años fueron los que hizo en el campo del balance de sales y fluidos y en fisiología renal.

En opinión del padre de Bodil Schmidt-Nielsen, August Krogh, dependiendo del problema fisiológico a resolver había que optar por una especie u otra. Esto es, desde su punto de vista, hay especies que, en virtud de sus circunstancias ambientales, son más adecuadas para resolver ciertos problemas. Pues bien, la elección de la especie en cada estudio debía hacerse de acuerdo con ese criterio, uno de adecuación. Y al parecer, Bodil era de la misma opinión que su padre. Y no sólo eso, en numerosas ocasiones también hizo estudios comparados en los que analizaba el mismo problema en diferentes especies. De hecho, tanto Knut como Bodil son considerados en la actualidad pioneros en el ámbito de lo que denominamos Fisiología Comparada. A lo largo de su trayectoria Bodil investigó con peces, anfibios, reptiles, aves y mamíferos; recurrió para su trabajo, por lo tanto, a especies de todas las familias de vertebrados.

Notas 1

[1] Aunque se divorciaron en 1966, y Bodil se casó en 1968 con R. G. Chagnon, conservó el apellido de su primer marido.

[2] Conviene precisar que tal título no era un título de doctora tal y como lo entendemos ahora, sino uno previo a éste.

Nota 2

Este artículo es el primero de la serie:

Referencias

Sobre el autor

Juan Ignacio Pérez (@Uhandrea) es catedrático de Fisiología y coordinador de la Cátedra de Cultura Científica de la UPV/EHU.

1 Comentario

Comenta

Deja un comentario

Obligatorio

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>