Thérèse Bertrand-Fontaine, la primera médica de los hospitales de París

Vidas científicas

No olvidemos nada del pasado: nuestros maestros nos han enseñado una medicina noble, humana, imperfecta. Permanezcamos fieles a ellos, pero sin negarnos al futuro.

Thérèse Bertrand-Fontaine, en [Bastin].
Thérèse Bertrand-Fontaine.

Thérèse Bertrand-Fontaine nació el 15 de octubre de 1895 en París. Era la cuarta de las cuatro hijas y un hijo de la brillante pianista Mathilde Mascart (1866-1951) y del geólogo Marcel Bertrand (1847-1907), fundador de la tectónica moderna. Sus abuelos, el matemático Joseph Louis François Bertrand (1822-1900) y el físico Eleuthère-Élie-Nicolas Mascart (1837-1908) eran, como su padre, miembros de la Academia de Ciencias de Francia.

Thérèse realizó sus estudios de enseñanza secundaria en el collège Sévigné para ingresar posteriormente en la Facultad de Medicina de París.

En 1919, Bertrand se casó con el industrial Philippe Fontaine, hijo del ingeniero y mecenas Arthur Fontaine. La pareja tuvo dos hijos, Martine Fontaine (1920-1996) –que se dedicó a la oftalmología– y Rémi Fontaine (1923-1945) –que falleció en el campo de concentración de Mauthausen durante la Segunda Guerra Mundial–.

En 1921 Thérèse pasó el concurso para trabajar como internista de los hospitales de París entre 1922 y 1926; se trataba de un sistema de aprendizaje profesional que permitía la formación de médicos especialistas en París y que estuvo vigente entre 1802 y 2004. Su tesis en medicina, defendida en 1926, llevaba por título Étude clinique et anatomique des pneumopathies à pneumo-bacilles de Friedländer y trataba sobre la bacteria hoy llamada Klebsiella pneumoniae.

En 1928 pasó el concurso de personal clínico, y en 1930 se convirtió en la primera mujer en ser nombrada médica de los hospitales de París. Ejerció en el hospital de la Charité y posteriormente en el hospital Broussais.

Thérèse Bertrand-Fontaine centró principalmente sus labores de investigación clínica en pulmonías, enfermedades hepáticas, enfermedades renales y la bioquímica de la amilosa. También realizó importantes aportaciones al estudio de la anemia perniciosa, de la anemia aplásica de origen medicamentoso, de las hemorragias procedentes del bazo o del tratamiento de comas por barbitúricos. Junto a René Cachera y René Fauvert, publicó una interesante descripción del esprúe no tropical, una enfermedad caracterizada por la malabsorción.

La Segunda Guerra Mundial y la Resistencia

Al principio de la Segunda Guerra Mundial fue la responsable de la defensa pasiva del hospital Lariboisière y de sus alrededores. Es decir, era la encargada de proteger ese centro sanitario y su entorno, fundamentalmente en caso de bombardeo. Sus funciones iban desde el establecimiento de una red de vigilancia y de alerta hasta la identificación de aquellos lugares que pudieran servir como refugio.

Bertrand-Fontaine participó en la Resistencia y, junto al médico Gabriel Richet, formó parte del «Comité director de la Resistencia médica». En ese momento era jefa de servicio en el hospital Fernand-Widal, entonces llamado Maison Dubois.

Tras la guerra, pasó al hospital Beaujon donde trabajó como jefa de servicio hasta enero de 1961.

En 1969 fue elegida miembro titular de la Academia Nacional de Medicina. Fue la tercera mujer en ser miembro de esta institución y la primera como médica. La precedieron la física y química Marie Curie (1867-1934) y la bióloga Lucie Gabrielle Randoin (1888-1960).

Thérèse Bertrand-Fontaine.

Tras una vida dedicada a la medicina, Thérèse Bertrand-Fontaine falleció el 24 de diciembre de 1987, a los 92 años.

Referencias

Sobre la autora

Marta Macho Stadler es doctora en matemáticas, profesora del Departamento de Matemáticas de la UPV/EHU y colaboradora en ::ZTFNews y la Cátedra de Cultura Científica de la UPV/EHU.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. .