Sylvia Earle, retrato alfabético

Sylvia Earle y Robert Wyland en el Midway Atoll National Wildlife Refuge.
Fotografía: Amanda Meyer/USFWS. Wikimedia Commons.

Acuanauta
Aunque ha pasado su vida investigando y luchando por la conservación del océano, Sylvia Earle es, ante todo, una viajera de las profundidades marinas, pues su pasión por el mar nació, en parte, por su pasión por el buceo.

Bióloga marina
Después de cursar un máster en ciencias, se especializó en una de sus pasiones: el estudio de las algas. Recolectó, buceando, más de veinte mil tipos de algas para su tesis.

Cámara de descompresión
Fue la primera mujer en salir de una cámara de descompresión, en un submarino sumergido, por haber excedido el tiempo a gran profundidad que se considera seguro par el cuerpo humano.

Duke
En la Universidad de Duke, Sylvia Earle comenzó su doctorado en ficología, en 1955.

Exploradora
Para ella, lo más importante era explorar. De pequeña pasaba horas explorando en las aguas de golfo de México, en Florida, donde tuvo que mudarse con 12 años. Fue entonces cuando comenzó su pasión por el océano, por Jacques Cousteau y las exploraciones submarinas. Exploraciones que no dejó de hacer, a modo de inmersiones cada vez más largas y profundas, a lo largo de su carrera como investigadora.

Fotógrafa submarina
A través de sus fotografías, Earle ha ido mostrando al mundo las dos caras del océano, la maravilla de los corales, algas y peces y la devastación de los fondos marinos, donde también abundan las zonas contaminadas, llenas de plástico y sin vida.

Ganadora
Sylvia Earle ha ganado varios premios a lo largo de su carrera. Entre ellos, el Premio Princesa de Asturias de la Concordia en 2018 y la Medalla Hubbard en 2013 (máxima distinción otorgada por la National Geographic Society).

Harvard
Pasó un años como investigadora en la Universidad de Harvard, después de terminar su doctorado, en 1966.

Investigadora
Se puede decir de esta científica que ha pasado casi toda su vida investigando. No solo en la forma académica, con su doctorado sobre las algas, sino que, a través de sus exploraciones y su trabajo con la National Geographic, Earle ha seguido investigando los fondos marinos, así como su degradación y los modos de recuperarlo.

Jim
Era el nombre del traje de buceo con el cual batió el récord de inmersión libre más profunda de la historia en 1979.

Sylvia Earle se prepara para bucear con un traje JIM. Wikimedia Commons.

Kril
El kril, es un pequeño crustáceo que abunda sobre todo en aguas de la Antártida. Earle ha denunciado en numerosas ocasiones (así como lo ha hecho también la organización Greenpeace) que el kril se encuentra en peligro de extinción por la pesca masiva. Con su peligro de extinción, peligran sus principales depredadores, como las ballenas y los pingüinos.

Leyenda viva
Así, con estas palabras, “leyenda viva” es como ha sido reconocida recientemente por la Biblioteca del Congreso de Estados Unidos.

Misión azul
Es el nombre de la fundación que ella misma ha creado para proteger los océanos. Mission Blue tiene como objetivo proteger el océano a través de distintas actividades pero, sobre todo, logrando salvaguardar zonas protegidas.

NOAA
Fue la primera mujer nombrada científica jefe de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de Estados Unidos (NOAA) en 1990.

Océano
El océano es su vida, la mayor parte de su investigación la realizó en el océano Pacífico, donde observó animales bioluminiscentes. Su lucha por salvar el océano la ha llevado a dar multitud de conferencias a lo largo del mundo (ganó el TED Prize en 2009).

Proyecto Tektite
En 1969, se construyó, en las Islas Vírgenes, un observatorio submarino llamado Proyecto Tektite. El objetivo era que un grupo de submarinos pudieran observar el océano desde allí, viviendo semanas sumergidos, como nunca antes se había hecho. Sylvia fue rechazada, pese a sus méritos como oceanografía, por ser mujer. Al año siguiente, consiguió liderar el proyecto Tektite II.

Reivindicación
No solo de la importancia de cuidar los océanos y por su activismo en la lucha contra la contaminación, sino por el papel de la mujer en la ciencia. Sylvia Earle tuvo que lidiar muchas veces con sus compañeros hombres para hacerse un hueco notable en la ciencia. Así lo afirma en esta entrevista.

Sea change
Sea change: a message of the oceans” es el título de uno de sus libros, escrito en 1995.

Time
Fue portada de la revista Time, fue nombrada como “la primera heroína del planeta” en 1998.

Un océano de esperanza
Es el título, en español, del documental que habla sobre la vida de esta magnífica oceanógrafa y su labor para salvar la vida submarina. También ha protagonizado y ayudado a realizar numerosos documentales para National Geographic, donde es exploradora residente desde 1998.

Veterana
Silvia Earle es una inmensa veterana en inmersión submarina, pues cuenta con más de siete mil horas bajo el mar acumuladas a lo largo de su carrera.

Wild
Wild Ocean“, escrito en 1999, es otro de sus numerosos libros.

Zonas de esperanza
Así llama Earle a las regiones de los océanos que intenta proteger con su fundación. Así como hay zonas forestales protegidas, parques naturales… en los que la actividad humana queda limitada para preservar el valioso curso de la naturaleza, la bióloga marina intenta proteger ciertas zonas del mar cuya preservación pueden ser la esperanza del futuro marino.

Referencias

Nota (de la editora)

Un retrato alfabético es un listado de palabras (eventualmente acompañadas de frases breves) ordenadas en orden alfabético, que dibujan un retrato.

Este retrato alfabético se ha realizado como tarea de la asignatura Científicas de ayer y de hoy del Máster de Cultura Científica de la UPNA y la UPV/EHU. Se publicó en el blog Historia y Filosofía de la Ciencia con el título de Sylvia Earle, bióloga marina el 19 de marzo de 2021.

Sobre la autora

Noelia Benitez de Gracia

Deja un comentario

Obligatorio

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>