Txaro Uliarte Larriketa: «El papel vital y único de las enfermeras en la salud mundial ha quedado reflejado en esta pandemia que estamos sufriendo»

Imagen: OMS.

Hoy, 12 de mayo de 2020, se conmemora el bicentenario del nacimiento de Florence Nightingale (1820-1910), fundadora de la enfermería moderna. En parte por este motivo, la Organización Mundial de la Salud declaró 2020 el Año Internacional del Personal de Enfermería y Partería, para «rendir un merecido homenaje a los profesionales que tanto contribuyen a la salud en todo del mundo desde el ámbito asistencial, pero también en distintos frentes como la investigación, la educación para la salud o la docencia».

Para hablar del olvidado mundo de las enfermeras, conversamos con Txaro Uliarte Larriketa, enfermera y profesora jubilada de la Facultad de Medicina y Enfermería de la UPV-EHU.

Txaro atesora una extensa Colección de Florence Nightingale:

Una que de las colecciones más variadas, interesantes e importantes a nivel mundial sobre la “nurse” más conocida del mundo. Su trabajo experto, minucioso y apasionado ha logrado, paso a paso, reunir un extenso repertorio en torno a Florence Nightingale, eje central de su colección. Piezas valiosas de numismática, medallística, filatelia, fotografía, muñecas, cromos, cuadros, literatura (cuento, cómic, ensayo, ficción), cine, cartografía, partituras, carteles, textiles, juguetes, etc. integran la muestra.

Dra. Gloria Gallego Caminero, enfermera y profesora de la Universidad de Palma de Mallorca

Marta Macho Stadler (MMS): En algunos foros he visto que denominaban a este el Año Internacional de las Enfermeras y Matronas en sustitución del designado Año Internacional del Personal de Enfermería y Partería. Cuánta “corrección política” en la denominación oficial del año… parece que las sensibilidades no son simétricas.

Txaro Uliarte Larriketa. Foto: José Ramón Camblor Suárez.

Txaro Uliarte Larriketa (TUL): Así es, no lo son. Hay una asimetría total en el modo expresivo y relacional. La cultura imperante hoy, se encarga de cambiarlo al género masculino o al neutro, justificándose en ocasiones con las normas de la Academia de la Lengua. Y esto tiene mucho que ver por que los que dirigen el mundo, marcan las leyes y presiden las instituciones, son en su gran mayoría hombres que no tienen sensibilidad de la igualdad de la mujer. En el colectivo de enfermeras la gran mayoría somos mujeres, y estamos representadas, sobre todo por hombres. Vaya por delante mi respeto por las enfermeras varones, es decir, enfermeros. He defendido siempre el lugar y la aportación importante que tienen en compartir profesión. Sin embargo, me pregunto: ¿qué problema hay en decir “ENFERMERA”, para tener que transformarlo en Enfermería (Enfermería no es la profesión sino la disciplina). Y peor aún decir “enfermero” a una enfermera. En España esto se agrava ahora con la nueva titulación de la carrera enfermera, es grado en enfermería, con titulo de enfermero profesional. Y ¡con la ley hemos topado!

Yo lo considero hiriente y vejatorio. Al mínimo respiro, ¡volvemos hacia atrás!

MMS: ¿Por qué Florence es tan importante en el mundo de la enfermería?

TUL: Florence Nightingale, tuvo una solida formación desde su infancia en lenguas, matemáticas, y ciencias en general. Las matemáticas le apasionaban y le sirvieron para salvar miles de vidas. Desde sus 17 años sintió la vocación de servicio, y a sus 24 años eligió ser enfermera y lo fue por convicción, muy a pesar de su familia. Fue entre otras cosas, una enfermera autodidacta, vivió en constante formación durante años. Viajo y recorrió distintos países visitando hospitales. Recopiló información, la analizo y con ella propuso mejoras que han servido para progresar y perfeccionar la prestación de los cuidados.

Sus conocimientos, preparación y visión de futuro aportan un valor añadido a los cuidados, porque los profesionaliza, los lleva hacia el camino disciplinar y académico transformando lo que hasta ese momento era un oficio en una profesión. Es por ello pionera en la valoración de la formación enfermera Además de su legado como reformadora de hospitales.

Quiero recordar un aspecto relevante, Florence defendió la profesionalidad junto al derecho de remuneración y aunque era una mujer profundamente religiosa, siempre defendió el laicismo.

MMS: ¿Qué valores destacarías en Florence como icono del mundo de las enfermeras?

TUL: Según encontramos en sus escritos fue una mujer intelectualmente brillante, justa, trabajadora incansable, con capacidad reflexiva y de observación. Muy buena comunicadora. Demostró coraje para luchar por sus sueños y tuvo habilidades políticas para conseguirlos. Repartió un buen hacer, rigurosidad, sin escatimar humanidad, compasión y compromiso hacia las personas necesitadas. Fue pionera en la aplicación de medidas higiénicas, de ventilación, alimenticias, etc. Esto lo plasmó en 1859 en su libro Notas sobre Enfermería. Qué es y qué no es, escrito para el publico, dando pautas de cuidados de salud. Muchas de las medidas que propone todavía hoy están vigentes.

MMS: ¿Podrías citar a otras cinco enfermeras que, en tu opinión, hayan sido referentes relevantes en la profesión?

TUL: No me resulta fácil concretar solo en cinco. Hay muchas, tal vez cientos de enfermeras, con nombre propio y muy desconocidas a nivel general y para las propias enfermeras. Con las investigaciones vamos conociéndolas poco a poco.

A muchas, yo las he ido descubriendo a través de la filatelia. A otras por mi labor docente donde tuve la suerte de impartir asignaturas de Fundamentos de Enfermería, Bases conceptuales de la profesión, Modelos de Enfermería (explicando a las teóricas) o Administración y Gestión de Enfermería. Si me pides nombres relevantes y referentes podríamos nombrar a:

Isabel Zendal Gómez (1773-?). La dama de la vacuna. En 1950 considerada por la Organización Mundial de la Salud como la primera enfermera de la historia en misión internacional. Zendal nació en 1773 en Ordes (A Coruña) y participo en la Expedición de la viruela dirigida por el Dr. Balmis.

Ethel Gordon Fenwick (1857-1947). Presidenta de la Asociación de Enfermeras inglesas y perteneciente al Movimiento Internacional por los Derechos de las Mujeres. Tras el World’s Congress of Representative Women (Chicago, 1893), Ethel junto con Lavinia Dock (EE. UU.) y Agnes Carril (Alemania) hicieron en 1894 un llamamiento para crear lo que fue el Consejo Internacional de Enfermeras, del que Ethel fue elegida presidenta en 1898.

Mary Breckinridge (1881-1965). Fundadora del Servicio de Enfermería de la Frontera. El icono por excelencia en la salud reproductiva. Fue la enfermera-partera más famosa de su época, ayudando a miles de mujeres a parir durante la Primera Guerra Mundial.

De izquierda a derecha y de arriba a abajo: Isabel Zendal Gómez, Ethel Gordon Fenwick, Mary Breckinridge,
Elizabeth Kenny, Faye Glenn Abdellah y Marie Françoise Collière.

Una enfermera a quien admiro fue Elizabeth Kenny (1886-1952). Luchó contra la polio y fue una pionera en el tratamiento innovador que ella desarrolló y practicó. Fue muy denostada por los médicos de su país, Australia y tuvo que emigrar a EE. UU.

Faye Glenn Abdellah (1919-2017). Enfermera estadounidense considerada pionera en el campo de la investigación en su área y reconocida a nivel internacional. Como líder investigadora tiene más de cien publicaciones relacionadas con el cuidado de enfermería, educación para la práctica avanzada en enfermería e investigación. Toda su obra se encuentra en Patient centered approaches to nursing, publicado en 1960.

Permíteme que incluya una sexta, a la que además tuve el privilegio de conocer, Marie Françoise Collière (1930-2005), enfermera, antropóloga, filósofa quien dedico toda su vida al conocimiento y comprensión de los cuidados.

Imagen: OMS.

MMS: Gracias, intentaremos hablar de ellas ahora que nos las has “presentado”… En la crisis por el COVID-19 que estamos viviendo, la importancia del trabajo de las enfermeras se está valorando socialmente, como debe de ser. Pero, en la “vieja normalidad”, ¿cómo ha valorado el mundo sanitario a las enfermeras? ¿Y las y los pacientes?

TUL: Esta es una pregunta muy importante y sobre la que tendríamos que profundizar. El mundo sanitario socialmente pivota en lo referido a los médicos. La sociedad en general, los medios de comunicación, y todo el entramado social, silencian a la enfermera. La invisibilizan. En cientos de debates se menciona a todo un equipo de profesionales que no los voy a detallar, ahora bien, las enfermeras no existen. Esto se puede comprobar, en las hemerotecas.

Si se piensa en ellas, todavía hoy se ve a las enfermeras como auxiliares de los galenos. No se distingue que la labor especifica de la Enfermería es distinta a la Medicina. Ambas son complementarias e igual de específicas. Aunque considero que el eslabón mas importante e imprescindible de la salud es el trabajo y tiempo de dedicación de las enfermeras.

¿Y los pacientes?… Valoran a la enfermera cuando han vivido situaciones de mucha dependencia de cuidados. Esto puede ser porque el valor que se da al cuidado, aumenta cuando pierden autonomía y es una vivencia propia. Cuándo la persona lo recibe provoca una dimensión terapéutica que es la que realmente tiene en sí mismo el cuidado y habitualmente se ignora.

MMS: Enfermeras y matronas… algunas personas defienden que las matronas y parteras deberían estar fuera del ámbito de la enfermería. ¿Por qué defiendes lo contrario?

Txaro Uliarte Larriketa. Foto: José Ramón Camblor Suárez.

TUL: Son muchas las desventajas profesionales y sociales. Podemos analizar alguna. La fragmentación disciplinar empobrece el servicio a la sociedad. Y provoca conflictos competenciales –Divide y vencerás–. Los conocimientos tienen que ser globales y específicos. No conozco ninguna ciencia que se haya fragmentado y haya degenerado en tantos campos de actuación como la Enfermería. La Enfermería ha perdido y dejado por el camino muchas de sus competencias y especialidades sobre todo desde los cambios de planes de estudio de 1977 y también de antes. Por ejemplo, fisioterapia, podología, radiología, análisis clínicos, anatomía patológica, anestesia, enfermería social, pediátrica,… unas desparecieron, tal vez por intereses económicos. Un ejemplo de ello son las enfermeras visitadoras que tuvieron un papel importantísimo en la vigilancia y control de pandemias como la tuberculosis; esta especialidad tendría que recuperarse. Otras las arrebató la medicina, cómo la anestesia, y muchas competencias de las matronas. Algunas se han transformado en técnicos o en su día diplomatura de fisioterapia o podología hoy también grados.

Todo esto no es coherente. Una o un médico primero se forma en medicina y luego se especializa en oftalmología, traumatología, cirugía, laboratorio, anatomía patológica, o cualquier otra especialidad. Y creo que eso mismo pasa con las y los ingenieros, matemáticas, biología, o en el resto de profesiones científicas.

MMS: ¿Crees que sirve para algo un año internacional como este?

Imagen: OMS.

TUL: En el mundo somos más de veinte millones de enfermeras registradas. Aunque probablemente hacen falta otras tantas, para desempeñar su trabajo, con el objetivo de superar los desafíos en la salud del planeta. El papel vital y único de las enfermeras en la salud mundial ha quedado reflejado en esta pandemia que estamos sufriendo, con un alto costo tanto en vidas como en personal afectado. Y veremos las futuras lesiones que puedan padecerse. Por eso sí creo que es de especial transcendencia para la profesión, reconocer el Año Internacional de la Enfermera y la Matrona, declarado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y coincidiendo con el 200 aniversario del nacimiento de Florence Nightingale.

Me uno al sentir de la Presidenta del Consejo Internacional de Enfermeras ICN/ CIE, Annette Kennedy con ocasión del Día Internacional de la Enfermera, IND2020, quien ha manifestado: «Animamos al público, los gobiernos y otros profesionales de la salud a que nos ayuden a promover la labor de las enfermeras durante el Año de la Enfermera y la Matrona».

Y yo añadiría: No solo este año.

Muchas gracias Marta.

MMS: A ti, siempre, Txaro. Y feliz día.

Nota de la editora (MMS)

El año 2010 fue declarado el Año Internacional de la Enfermera para reivindicar, entre otras, la relevancia histórica de Florence Nightingale (1820-1910) coincidiendo con el centenario de su fallecimiento. El Museo Vasco de la Historia de la Medicina de la UPV/EHU expuso hasta el 31 de diciembre de 2010 Florence Nightingale. La Dama de la Lámpara. Maestra en el arte de cuidar, una muestra con diversos objetos relacionados con esta mujer adelantada a su época.

Recuerdo que el 13 de agosto de 2010 –Florence falleció el 13 de agosto de 1910– estaba en el Campus de Leioa, preparando un pequeño artículo sobre Florence Nightingale para el blog de mi Facultad. Se me ocurrió llamar al teléfono indicado para concertar una visita guiada. No pensaba tener éxito por eso de las fechas. Pero lo tuve: Txaro Uliarte Larriketa, la comisaria de la exposición me respondió y me dijo que si tenía tiempo, ella misma me acompañaría a visitar la exposición ese mismo día. Fue una auténtica delicia escuchar a Txaro, en ese día tan señalado, hablar de esta pionera con tanta pasión. Allí conocí a la que hoy es mi amiga Txaro. Desde entonces, no he dejado de aprender con ella sobre el mundo de las enfermeras. Por cierto, el equipo promotor de la exposición comparte toda clase de materiales sobre Florence Nightingale en este completísimo blog.

Sobre la autora

Marta Macho Stadler es doctora en matemáticas, profesora del Departamento de Matemáticas de la UPV/EHU y colaboradora en ::ZTFNews y la Cátedra de Cultura Científica de la UPV/EHU.

4 Comentarios

Comenta

Yolanda urrutiaYolanda urrutia

Plazer haundia izan da zure lana irakurtzea.eskerrik asko.

Inma PolancoInma Polanco

Me ha encantado esta exposicion sobre nuestra referente como enfermera.Charo ..mi profesora de Fundamentos de Enfermeria y Modelos…tus clases todavia no se me han borrado ..buenos recuerdos.
Un saludo.

TxaroTxaro

Gracias por tu comentario. Alegra saber que algo de lo sembrado perdura.
Digo y mantengo, sigo disponible para lo que necesitéis.
Te envío un abrazo

Isabel de los RíosIsabel de los Ríos

Tienes toda la razón, Inma. Txaro y estas profesoras me marcaron, nos inculcaron valores, profesionalidad y dedicación a algo tan importante como es la Enfermería. Yo no lo olvido.

Deja un comentario

Obligatorio

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>