Zonia Baber: revolucionando la enseñanza de la geografía

Zonia Baber (1862-1956) fue una pionera en la enseñanza de la geografía, además de una figura relevante en la reivindicación de la igualdad de derechos de las mujeres y las minorías. Insistía en la importancia del trabajo de campo en la enseñanza de la geografía, oponiéndose a la simple memorización de nombres y lugares.

Zonia Baber. Imagen: University of Chicago Library.

Zonia Baber nació en Clark County (Illinois, EE. UU.). Su ciudad natal solo ofrecía educación primaria en sus escuelas, así que se mudó a Paris (Illinois) donde vivía su tío, para acudir a la escuela secundaria. Después estudió en la Escuela Normal del Condado de Cook –que más tarde se convirtió en la Universidad Estatal de Chicago— para formarse como maestra. Obtuvo su credencial docente en 1885, y en 1887 entró a trabajar en este centro, pasando a ser la responsable de geografía entre 1889 y 1901. Allí enseñaba geografía, meteorología y geografía matemática entre otras materias.

Entre 1901 y 1921 fue contratada como profesora asociada en el Departamento de Educación de la Universidad de Chicago, donde trabajó como profesora de geología y geografía. Mientras enseñaba, continuó estudiando y obtuvo su licenciatura en ciencias en 1904.

Cofundó la Sociedad Geográfica de Chicago en 1898, siendo su presidenta entre 1900 y 1904. En 1948 recibió la Medalla de Oro de la Sociedad en el 50 aniversario de su fundación. Junto a Florence Bascom, fue una de las pocas mujeres en formar parte del entonces llamado American Men of Science –desde 1971 se denomina American Men and Women of Science; es una referencia biográfica de los principales protagonistas de la ciencia de Estados Unidos y Canadá–.

Zonia era consciente de que las mujeres eran a menudo excluidas como conferenciantes en los eventos científicos:  los prejuicios de la época y el escaso conocimiento de su existencia las perjudicaban. Junto a Harriet Chalmers Adams –primera presidenta de la Society of Woman Geographers, SWG– buscó candidatas para impartir conferencias en los eventos de la Sociedad Geográfica de Chicago. En 1927, Baber se convirtió, a su vez, en presidenta de la SWG.

Además de su dedicación a la geografía, Zonia Baber participó activamente en el movimiento sufragista y en la defensa de los derechos de las mujeres y las minorías. Realizó numerosos viajes alrededor del mundo –desde Europa hasta el Oriente Medio, desde Asia Oriental hasta las Islas del Pacífico y el Caribe– para asistir a congresos y eventos relacionados tanto con su profesión como con su activismo político. Pensaba que la geografía debía servir para conectar el mundo, nunca para dominarlo.

Defensora del sufragio femenino, también luchó activamente contra el racismo, defendiendo la integración racial como una prioridad en el seno de la Liga Internacional de las Mujeres para la Paz y la Libertad. Fue miembro del comité ejecutivo de la National Association for the Advancement of Colored People (rama de Chicago), entre otros.

En 1896 patentó un escritorio escolar destinado a la enseñanza de geografía y otras ciencias. A diferencia de otros escritorios escolares, presentaba bandejas y compartimentos para almacenar los materiales de aprendizaje.

Escritorio escolar patentado por Zonia Baber en 1896. Imagen: Wikimedia Commons.

En su quehacer docente, Baber prefería centrarse en el trabajo de campo. Quería que su alumnado actuara, experimentara y descubriera en vez de memorizar hechos, definiciones y lugares.

El estudiante descubre demasiado tarde que el conocimiento ordinario no relacionado no es poder; que solo el conocimiento científico –experiencias unificadas y relacionadas– es valioso.

Zonia Baber, The Scope of Geography

Además intentó mejorar la enseñanza convencional. Por ejemplo, cuando presidió la Liga Internacional de las Mujeres para la Paz y la Libertad, creó un comité para examinar los libros de texto. Deseaba reemplazar frases y conceptos anticuados o inapropiados por otros más adecuados.

Baber tenía una concepción holística de la educación. Pensaba que muchas áreas de conocimiento aparentemente dispares eran en realidad interdependientes y debían enseñarse como tales desde la escuela primaria.

Para Baber, la contextualización y elaboración de mapas era esencial en la educación de la geografía. Quería transmitir a su alumnado que los mapas contienen símbolos que corresponden a lugares y personas reales. Pensaba que, en vez de copiar los mapas, los estudiantes debían crear su propio método para confeccionarlos –teniendo en cuenta las convenciones aceptadas– porque de este modo interpretarían el mapa en términos reales.

En 1920, Baber publicó A Proposal for Renaming the Solar Circles in the Journal of Geography –Una propuesta para renombrar los círculos solares en el Journal of Geography–. Su propuesta consistía en renombrar los trópicos solares norte y sur –tradicionalmente conocidos como el Trópico de Capricornio y el Trópico de Cáncer como Trópico Norte y Trópico Sur. Aunque hoy en día ambos términos son aceptados en el mundo de la geografía, no se realizó ningún cambio oficial de nomenclatura.

Zonia Baber falleció el 10 de enero de 1956, con 93 años. La siguiente cita resume su manera de entender la enseñanza. Ojalá fuéramos capaces de enseñar sin disociar de manera artificial el conocimiento.

La comprensión de los hechos geográficos requiere conocimientos de ciencia, matemáticas e historia, y exige expresión en lectura, escritura, modelado, dibujo, pintura y creación.

Zonia Baber, The Scope of Geography

Referencias

Sobre la autora

Marta Macho Stadler es doctora en matemáticas, profesora del Departamento de Matemáticas de la UPV/EHU y colaboradora en ::ZTFNews y la Cátedra de Cultura Científica de la UPV/EHU.

Deja un comentario

Obligatorio

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>