Mary Ellen Rudin: matemáticas desde el sofá

Mary Ellen Rudin. Imagen: MAA.

Nació en Hillsboro (Texas) en 1924 con el nombre de Mary Ellen Estill. Autodenominada de la generación de las amas de casa, fue una matemática reconocida en el campo de la topología general.

Hija de ingeniero civil, Joe Jefferson Estill, pasó la infancia en distintas localidades a las que la familia se mudó por el trabajo del padre. Tanto su abuela materna como la paterna y, más tarde, su madre, Irene Shook, habían realizado estudios superiores. La pequeña Mary Ellen se crió en un ambiente en el que la educación tenía gran importancia.

A los seis años se trasladó a Leakey, población montañosa y mal comunicada al suroeste de Texas. Localidad pequeña y de pocos recursos, allí asistió a la escuela, pero no disponía de muchas más actividades. Así, tenía tiempo para pensar y el hábito de imaginar todo tipo de cosas complicadas, lo cual contribuye a formar a una matemática.

En 1941 se matriculó en la Universidad de Texas, donde se graduó en 1944 habiendo cursado todo tipo de asignaturas: filosofía, historia, inglés, español y, también, matemáticas. Hubo un profesor de matemáticas, R. L. Moore, que impartió prácticamente todas las asignaturas de matemáticas que Mary Ellen realizó. Fue su peculiar manera de impartir docencia, conocida como el método Moore, la forma en que Mary Ellen Estill conoció las matemáticas.

Las lecciones de Moore consistían en listas de problemas, y el alumnado debía demostrar los enunciados ciertos y construir contraejemplos que demostraran la falsedad de los que no lo eran. Era habitual en las clases que pidiera resolver un problema a alguien que sospechaba que no conseguiría hacerlo. Después, pedía a otro alumno o alumna que lo resolviera. De esta forma, parte del alumnado conseguía una sólida confianza y desarrollaba sus aptitudes matemáticas, mientras otra parte se limitaba a abandonar la materia junto con las clases de Moore.

En 1949 Mary Ellen Estill se doctoró en topología general, con un trabajo dirigido por R. L. Moore. Moore presionaba a su alumnado de diferentes formas. Y aunque solía ser de una forma directamente relacionada con las matemáticas, no era raro que fuera por cuestiones de raza, género u otra condición personal. En el caso de Mary Ellen Estill, Moore había tenido dos alumnas mujeres antes de ella: Anna Mullikin y Harlan Miller. Ninguna de las dos se dedicó a la investigación matemática después de realizar su tesis doctoral con Moore, lo que era una gran decepción para él. En este sentido, Moore solía presionar a Mary Ellen.

A pesar de que el fomento de la competitividad fuera la tónica en sus clases en la Universidad, el grupo de estudiantes de Moore del que Mary Ellen formó parte llegó a ser un grupo muy cohesionado. Pese a no tener costumbre de leer artículos ni hacer ningún seguimiento de los trabajos que realizaban otros matemáticos y matemáticas, ni siquiera de usar libros, todos formaron parte activa de la comunidad matemática de la época.

Mary Ellen y Walter Rudin. Imagen: Auburn Miniconferences on Real Analysis (1990).

Desde 1949 y hasta 1953 ejerció de docente en la Universidad Duke, donde siguió con sus trabajos en topología general. En 1953 contrajo matrimonio con Walter Rudin, también docente recién doctorado en matemáticas. En adelante, pasó a ser Mary Ellen Rudin.

En 1953, el matrimonio se trasladó a Rochester porque Walter había aceptado una plaza de profesor en esta ciudad. Cuando Mary Ellen llegó con Walter, la Universidad de Rochester le ofreció una plaza de profesora a tiempo parcial y un despacho. En 1954 y 1955 nacieron las dos primeras hijas del matrimonio, y Mary Ellen pasó a dedicar gran parte de su tiempo a ejercer de madre. Aún así, siguió con la investigación y las clases en la universidad.

En 1959 la familia se mudó a Wisconsin por el trabajo de Walter y, al llegar, la universidad ofreció a Mary Ellen un puesto de profesora a tiempo parcial. En 1961 nació su tercer hijo. Continuó trabajando en la universidad, y en 1963 la Sociedad Matemática Holandesa le concedió el Premio de Nieuwe Archief voor Wiskunde. En 1964 nació el cuarto y último hijo de los Rudin.

En 1971, Mary Ellen fue ascendida a catedrática de la Universidad de Wisconsin, puesto que aceptó en un principio con la condición de que fuera a tiempo parcial. Cuando sus hijas e hijos fueron ya adultos, pasó a trabajar a tiempo completo.

Mary Ellen fue una docente entusiasta. Nunca utilizó el método Moore en sus clases, porque, a pesar de haberse formado con ese método, no creía en él. Para trabajar en casa, Walter tenía su propio despacho. Mary Ellen, sin embargo, solía trabajar en el salón, formando parte de la vida familiar. De hecho, “nunca tuvo problemas para hacer matemáticas en el sofá, en medio del salón, con hijas e hijos trepando por encima”.

Mary Ellen Rudin. Imagen: AMS.

En 1981, Mary Ellen Rudin se convirtió en la primera titular de la Cátedra Grace Chisholm Young en Wisconsin. Durante su carrera matemática realizó sobre todo demostraciones constructivas y contraejemplos, por los que es especialmente conocida. Participó también en distintas sociedades matemáticas y dio charlas a alumnado de instituto, ya que opinaba que la generación de mujeres jóvenes que en aquella época pensaban desde el principio en términos de una carrera conseguiría hacer más matemáticas y mejor que la suya propia.

Murió en su casa de Madison (Wisconsin) el 18 de marzo de 2013.

Referencias

Sobre la autora

Leire Alonso Allué es graduada en Matemáticas por la UPV/EHU.

Deja un comentario

Obligatorio

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>