Volando a las estrellas, Sally Ride (1951-2012)

Sally Ride (Challenger, 1983). Imagen NASA.

El 23 de julio de 2012 moría la astronauta estadounidense Sally Ride. Treinta años antes había entrado de lleno en la historia al convertirse en la primera mujer americana en viajar al espacio y la tercera en todo el mundo. Sally dedicó su vida a la ciencia y tras dejar la NASA trabajó de manera incansable para divulgar sus conocimientos científicos y animar a los jóvenes, sobre todo a las chicas, para que se acercaran al mundo de la aviación espacial.

Científica gracias al tenis

Sally Kristen Ride nació en Encino, Los Ángeles, el 26 de mayo de 1951. Era hija de Carlo Joyce Anderson y Dale Burdell Ride, una familia de origen noruego. Sally estudió como cualquier otra chica de su edad en el Valle de San Fernando. Además de su temprana pasión por la ciencia, Sally destacó desde pequeña por su afición al tenis, deporte que le hizo conseguir una beca para estudiar secundaria.

Sus estudios universitarios fueron excepcionales. En Swarthmore College se graduó en inglés y en la Universidad de Stanford en física. Ahí no terminaron los estudios de Sally, pues siguió cursando distintos másters en física y se introdujo en la investigación en astrofísica.

Un anuncio que cambiaría su vida

Sally era una jovencita de poco más de 25 años con un currículum académico brillante a sus espaldas cuando se topó con la oportunidad de su vida. La NASA había publicado un anuncio en un periódico demandando personas para su programa espacial. Sally se apuntó a dicho anuncio junto con casi nueve mil candidatos. Ella fue una de las elegidas. Así, en 1978, Sally ingresaba en la NASA e iniciaba una exitosa carrera en el mundo de la aviación espacial.

Sally Ride (1984). Imagen Wikipedia.

Después de trabajar como comunicadora de cabina en distintos vuelos del programa del transbordador espacial, Sally consiguió por fin viajar al espacio. Era el 18 de junio de 1983, momento en el que se convertía en la primera mujer norteamericana en conseguirlo. Antes que ella, dos mujeres soviéticas, Valentina Tereshkova (1963) y Svetlana Savitskaja (1982) habían abierto camino a las mujeres en la carrera espacial. Por aquel entonces ya se había casado con Steve Hawley, un astronauta de la NASA con el que mantendría un corto matrimonio de poco más de cinco años. Se divorció en 1987.

Sally formó parte de la misión STS-7 del transbordador espacial Challenger como una de sus tripulantes. Un año después realizaba su segundo vuelo espacial llegando a estar más de 343 horas en el espacio.

La joven astronauta se preparaba para su tercer viaje espacial cuando sucedió en trágico accidente del Challenger el 28 de enero de 1986. Sally se volcó de lleno en la investigación de dicho accidente.

De vuelta a la Tierra

Sally no volvería a viajar al espacio. Un año después del accidente del Challenger inició su etapa profesional dedicada básicamente a la investigación y la docencia. Sally entró a formar parte del Centro Internacional para la Seguridad y el Control de Armamentos de la Universidad de Stanford mientras daba clases de física en la Universidad de California. Sally fue también directora del Instituto Espacial de California.

En su faceta como docente, Sally se dedicó a motivar a los jóvenes, sobre todo a las chicas, para que se dedicaran al estudio de las ciencias. Para ello, además de dar clases, realizó varios libros didácticos relacionados con el espacio. En 2001 se creó la compañía Sally Ride Science dedicada a la divulgación de la aeronáutica.

El 23 de julio de 2012 un cáncer terminaba con su vida a los 61 años. Desde La Jolla, su residencia de San Diego, Sally Ride realizaba su último y definitivo viaje a las estrellas.

Sobre el artículo original

El artículo Volando a las estrellas, Sally Ride (1951-2012) se publicó en el blog Mujeres en la Historia de Sandra Ferrer Valero el 30 de julio de 2012.

Un especial agradecimiento a la autora del artículo por permitir su reproducción en Mujeres con ciencia.

Sobre la autora

Sandra Ferrer Valero, periodista y apasionada de la historia, escribe en su blog sobre Mujeres en la Historia.

3 Comentarios

Comenta

Javier Armentia

Sería una buena nota biográfica de Sally Ride … si no fuera porque oculta un detalle importante en la vida de la astronauta y divulgadora, que no fue dado a conocer públicamente hasta su muerte: era lesbiana y mantuvo una relación de casi 30 años con otra mujer, Tam O’Shaughnessy, con la que colaboró además en la divulgación científica y la promoción del estudio de las ciencias para niñas y adolescentes.

Dado que la autora ha considerado adecuado incluir en su nota la circunstancia de su matrimonio con el astronauta Steve Hawley y comentar su divorcio, no queda lógico hurtar a las lectoras y lectores ese dato fundamental.

A Sally Ride le dedicamos en el blog “Ciencia LGTBIQ” una de las primeras entradas, porque su vida nos parecía, incluso con el armario en el que vivió, una vida ejemplar. Una gran mujer, sin duda.
Enlace: Sally Ride, astronauta y lesbiana.

Marta Macho StadlerMarta Macho Stadler

Gracias, Javier por el apunte y el enlace.
Un saludo,
Marta (editora)

Deja un comentario

Obligatorio

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>