TBBT y las mujeres científicas

En nuestros días, la televisión es sin duda el medio de comunicación más importante y aunque creamos estar a salvo de su influencia (malvada para algunos) muchas de nuestras imágenes mentales y estereotipos vienen de sus programas y series.

Los estereotipos televisivos de ficción están exagerados (como en casi todas las ficciones) pero responden a la realidad, provienen de ella… aunque se afilen ciertos matices y se pasen por alto otros.

The Big Bang Theory responde a ese esquema. Retrata a un grupo de científicos con caracteres dispares que comparten sus vidas y sus investigaciones. En esta serie aparece Mayim Bialik, actriz conocida por su papel de adolescente en Blossom en los años 90 y que en TBBT interpreta a una neurobióloga… siendo ella neurobióloga.

En este interesantísimo vídeo, Mayim explica su doble vocación, el papel de la mujer en la ciencia y como la vocación científica puede ser tan creativa, interesante y emocionante como la de actriz.

Como la mayoría de las mujeres, no era una sola cosa. Era un montón de cosas distintas.

Cuando era niña me fascinaban los conceptos científicos pero nunca sentí que estuviera hecha para la ciencia. Pensaba que la ciencia es difícil, dura y asumí que había algo en mi que no era adecuado para la ciencia. Tuve una profesora de biología que me enseñó que la ciencia es para las mujeres, que la ciencia es emocionante y que puedes apasionarte y enamorarte de la ciencia igual que puedes hacerlo con la literatura y el arte.

Las mujeres pueden ser cualquier cosa.

Me encanta la serie porque tiene un asesor de física, me encanta que aparezcan ecuaciones precisas y exactas en las pizarras. Me encanta la serie porque trata sobre el mundo de la ciencia y los científicos de una manera muy precisa, mostrando mucho de cómo es en realidad el mundo de la ciencia.

Ser científica es tan interesante, emocionante, creativo como ser artista.

La televisión puede ser una mala influencia (como casi todo) pero también puede dar ejemplo, enseñar realidades que se desconocen y quién sabe si promover vocaciones científicas entre las nuevas generaciones de jóvenes.

Sobre la autora

Ana Ribera (Molinos), historiadora con 14 años de experiencia en el mundo de la televisión. Autora de los blogs: Cosas que (me) pasan y Pisando Charcos

7 Comentarios

Comenta

FernandoFernando

Hola,

Lo primero quiero felicitar a las autoras y a la Cátedra de Cultura Científica de la UPV/EHU por esta iniciativa. Llevo días leyendo noticias vuestras en Twitter y me parece una gran idea.

Segundo, me gustaría comentar una cosa sobre esta entrada. Efectivamente, la señorita Bialik es doctora por la UCLA y, además, un pedazo de actriz. Pero también tiene su ‘lado oscuro’; la actriz es una firme defensora de patrañas como la homeopatía (http://www.today.com/parents/mayim-b...parentsmain y http://www.webcitation.org/6NXIWOEwt) la medicina holística (http://www.webcitation.org/6NXHgYO8b http://debunkingdenialism.com/2014/0...yim-bialik/) y dice no usar preservativos o comer alimentos modificados genéticamente (https://www.facebook.com/official.ma...44230245008).

Sí, estoy de acuerdo en que la aparición de científicas en la tele es muy positivo para la Ciencia y para la sociedad, pero en el caso de Bialik (que podría presumir de ser la única con estudios científicos del elenco, frente al resto de actores que no entienden ni papa de los guiones) publicitar su imagen es un arma de doble filo. Porque en la serie “va a reírse de los que compran homeopatía” (sic.) pero en la vida real se la toma y se la da a sus hijos.

Insisto, que la serie me encanta, y la actriz también. 😉 Pero no es oro todo lo que reluce.

Un abrazo y ánimo para seguir con el blog.

Fernando

molinos

Gracias por el comentario Fernando,

Ya sé cuales son las opiniones de Bialik en la vida real y por supuesto no estoy para nada de acuerdo con ellas, pero la idea del post era poner de manifiesto como un medio tan denostado como la tv, dónde por cierto también aparecen muchas opiniones e informaciones declaradamente anticientíficas cada día, puede servir para promover las vocaciones científicas entre las jóvenes que son el target de esta serie en concreto.

Si en la serie o en el vídeo que ilustra la entrada Bialik hubiera dado alguna opinión aunque sólo fuera ligeramente antificiéntifica no lo hubiera subido.

Que Bialik tenga opiniones muy peligrosas sobre varios aspectos no invalida para nada las realidades de las que habla en este vídeo ni mi argumento de utilizar la tv como medio de comunicación para acercar la ciencia a la sociedad y no sólo a través de programas reconocidos como divulgativos.

FernandoFernando

Ana,

Gracias por tu respuesta.

Como te digo, la idea del artículo es muy buena, y estoy de acuerdo con que la tele (en la que se ve tan poca Ciencia, como bien dices) puede ser una genial herramienta de divulgación. Y una gran herramienta para dar visibilidad a colectivos como el de las mujeres científicas. Si estamos de acuerdo en esto, es tontería debatir 😉

Claro, Amy (Mayim) da mucho juego porque es científica en la realidad y en la ficción.

Simplemente quería remarcar que: primero, hay científicos, con sus doctorados, sus papers y su índice h que creen en majaderías como la homeopatía o el reiki; y segundo, que el personaje no es la persona, lo que en este caso es peligroso. Porque todos asumen que Sheldon (Jim) es actor, y lo que opine la persona sobre Ciencia igual no se válido. Pero, ¿y si la gente hace caso a Mayim cuando da sus charlas pseudocientíficas?

Sólo eso, nada más 🙂 Un abrazo

annajrannajr

No soy una gran consumidora de televisión. Todo un contrasentido porque he trabajado 17 años en una cadena de televisión. A penas veo series, sólo veo informativos y algún que otro programa. Es un problema de constancia que no impide que no tenga ningún problema para defender la tele como el medio de referencia, como el más potente y el más capaz de transmitir cosas buenas. Como por ejemplo y en combinación con todos los estímulos que, en este caso, las niñas, puedan tener en casa, la capacidad de estimular intereses como paso previo a las vocaciones. Serían geniales series así adaptadas al horarios infantil. Y sería estupendo que ese fomento del interés y las vocaciones por la ciencia no se limitara a anuncios muy inspiradores, bonitos y efectivos como éste (https://www.youtube.com/watch?v=XP3cyRRAfX0). Todo suma, pero sería genial que los guionistas y los programadores de TV pensaran en ello. Eso sería responsabilidad social.
Fdo. Una plumilla de TV en proceso de reset.

molinos

AnnaJr,

Yo, justo al revés que tú consumo televisión en formato de series pero nada de informativos. Hacer cualquier cosa parecida a TBBT en televisión en España ahora mismo es imposible. Las cadenas contratan a productoras o las productoras plantean productos a las cadenas pensando en el target más amplio posible “series que sirvan para la infancia, las personas mayores, para gente de ciudad, de medio rural…etc” y así es imposible hacer nada con un mínimo de rigor de cualquier tipo. Estamos lejísimos de hacer algo así, y no porque no haya guionistas muy buenos trabajando.

Por esto mismo, un programa de divulgación tiene muy complicado encontrar hueco en una parrilla de televisión… pero eso sería tema para otro post.

Almudena

Estoy muy de acuerdo con el impacto que tienen las series y los medios en general de cara a difundir modelos culturales capaces de influir profundamente en nuestra sociedad. No obstante… no estoy del todo segura de que TBBT sea un buen ejemplo en este sentido. Precisamente, en esta serie, el personaje femenino principal: el “deseable”, el carismático, aquel con el que los guionistas buscan que el espectador se identifique es Penny. Precisamente, la chica intuitiva, lista “de la calle” aunque no inteligente, cuyos valores “femeninos” se oponen a los de los chicos: los científicos frikis de verdad. En ese sentido, si bien en ocasiones se muestra el trabajo de Amy en el laboratorio, o se habla del éxito de Bernadett… no estoy segura de que la serie, globalmente, difunda unos valores muy positivos o que promocionen el papel de la mujer en el mundo de la ciencia.

En la línea que se comenta aquí: yo soy una gran admiradora de la serie “Bones”. Es la única serie televisiva donde el personaje brillante, excepcional y protagonista es una mujer. Una mujer que, con todo su poderío intelectual y científico, sigue siendo atractiva y tiene éxito tanto social como económico. Este sí es un personaje con el que (creo) un espectador puede llegar a sentirse identificado. Un modelo que, quizás, alguien se podría querer emular.

¡Un saludo!

molinos

Hola Almudena,

A ver, TBBT es lo que es. Es una sitcom que sigue las reglas de este género una por una y es ficción. Los productores de la serie no creo que tuvieran en ningún momento entre sus fines a la hora de producirla el conseguir vocaciones científicas o promover un modelo a seguir por los telespectadores.Eso sí, a la hora de reflejar el ambiente científico han tratado de ser lo más rigurosos posibles y eso “acerca” de alguna manera la ciencia…

Estoy de acuerdo contigo en que la chica en teoría “deseable” es Penny pero si te fijas sus “defectos” están llevados al extremo. Todo el que ve la serie los percibe, “es guapa pero es tonta aunque sea simpática”. Y también se puede ver al revés, no tiene estudios y por tanto a lo máximo que puede aspirar es a ser camarera o a trabajos precarios (otra cosa es la realidad actual de la ciencia y sus posibilidades laborales en España ahora mismo)

¿Difunde valores positivos de la ciencia? Con los científicos que aparecen en ella hace exactamente lo mismo que con Penny, lleva al extremo sus características. ¿Por qué hay que identificarse con un personaje cuando ves ficción?

Hay que darle un boto de confianza al público y al espectador. Igual que cuando tú ves una serie de médicos o abogados no crees ni por un momento que la realidad sea exactamente como aparece, el espectador que ve TBBT sabe lo que hay de caricatura y de realidad.

Es televisión, con todo lo bueno y lo malo que tiene.

Gracias por el comentario.

Deja un comentario

Obligatorio

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>