Francesca Figueras, presidenta electa de la SEA: “España está descuidando a los profesionales de la astronomía”

Categorías

Francesca Figueras: © Foto: Izaskun Lekuona.
Francesca Figueras: © Foto: Izaskun Lekuona.

Parafraseando al expresidente del Comité Olímpico Internacional, Juan Antonio Samaranch, la XII Reunión Científica de la Sociedad Española de Astronomía (SEA), celebrada en Bilbao “ha sido la mejor de la historia”.

Los comentarios unánimes de los participantes confluyeron en esa opinión al termino de los cinco días de encuentro, y también el presidente de la SEA, Javier Gorgas, destacó la variedad de campos relacionados con la astronomía de los que hubo algún investigador o científica dispuesta a contar las últimas novedades. Sobre la astronómica tarea del comité organizador local en esas jornadas tan sólo dijo una palabra. Impecable.

Otra de las cosas por las que se recordará esta Reunión Científica de Bilbao es porque Javier Gorgas abandonará su cargo con el fin de 2016 y por primera vez, en los 24 años de historia de la Sociedad Española de Astronomía, una mujer ocupará la máxima representación. Francesca Figueras (Molins de Rei, 1958), especialista en astronomía galáctica y vicedirectora del Instituto de Ciencias del Cosmos de la Universidad de Barcelona. Entrevistamos a la presidenta electa de la SEA sólo unas horas después de haber sido designada para ocupar ese cargo.

Javier San Martín (JSM) Lo primero de todo, tenemos que darle la enhorabuena.

Francesca Figueras (FF) (casi como te todavía se resistiera a creerlo) Bueno… yo creo que sí porque de alguna manera este nombramiento personifica muchos años trabajando para conseguir que, entre otras cosas, las mujeres estemos representadas en esta sociedad. Aunque es cierto que hay un porcentaje amplio de mujeres tremendamente brillantes, a las que habéis podido entrevistar (todas las científicas de algunas ponencias han sido mujeres), pensar que ya estamos consiguiendo los lugares de representación es un esfuerzo colectivo de todas, así que en ese sentido se nos puede felicitar por eso.

(JSM) Y, ¿qué ha supuesto este nombramiento a nivel personal?

(FF) La felicitación personal es más dura, porque de alguna manera, entiendes que a una cierta edad, con 58 años, te toca asumir ciertas cosas. Estamos una sociedad joven que sigue creciendo y quiere seguir avanzando, así que una no puede decir a esto no me apunto, porque entiendes que te toca estar ahí.

(JSM) Aún no ha ejercido el cargo como tal, es presidenta electa, pero ¿cómo compagina la vida de astrónoma, el trabajo, con el resto de vidas?

(FF) A mí me gusta mi ciencia. Ayer me decían: Francesca, es que contestas los correos por la noche… Tengo 58 años, no tengo hijos pequeños, así que puedo responder los correos por la noche si me dedico a mi ciencia por la mañana. En ese sentido es tratar de compaginar lo personal con cargos que, en ese sentido, pueden ser un poquito más pesados.

(JSM) Es decir, que se siente con ganas…

(FF) Me siento con ilusión. El otro día tuvimos una tertulia en Barcelona sobre mujer y ciencia, y una de las cosas que salió fue el escaso número de premios Nobel otorgados a mujeres que tenemos en el mundo, un 3%. Lo que caracteriza a las mujeres Nobel es la pasión por el trabajo que realizan, la perseverancia, y yo añadiría la independencia de ciertos roles muy establecidos. Eso lo habéis podido ver en muchas de las mujeres astrónomas que han estado aquí. Puedes estar respondiendo correos por la noche porque quieres que tu equipo siga funcionando al día siguiente.

(JSM) ¿Cuáles son esos roles?

(FF) Por ejemplo cuando una piensa constantemente que tiene que atender en casa o que tiene que estar para la cena. Yo nunca he tenido que estar para la cena porque tengo un compañero que tenía que estar para la cena igual que yo. Y si no estaba nos íbamos a cenar fuera o comíamos poca cosa. Me refiero a la idea de tener una independencia de los roles que se te han asignado desde muy pequeña.

La presidenta electa de la Sociedad Española de Astronomía durante la entrevista. Foto: © Foto: Izaskun Lekuona.
La presidenta electa de la SEA durante la entrevista.
© Foto: Izaskun Lekuona.

(JSM) En esta Reunión Científica se han presentado datos de la situación de las mujeres en astronomía, y son datos muy crudos y clarificadores al mismo tiempo. Son minoría las mujeres que empiezan una carrera predoctoral, un 38%, y a partir de ahí los datos caen en picado. Sólo un 15% de catedráticas y sólo una mujer investigadora del CSIC…

(FF) Sí. Así es. Ayer hubo una comida con mujeres astrónomas y la coordinadora de la comisión de “Mujer y Astronomía” de la SEA, Mercedes Moya, que también tiene cincuenta y algo dijo: En mi momento, cuando yo hice la carrera de física, éramos un 30% de mujeres, y ahora estamos en los mismos porcentajes. Nos hemos mantenido, estamos ocupando lugares científicamente muy potentes, pero el efecto tijera es clarísimo.

(JSM) ¿Y cuáles cree que son las causas?

(FF) Está pasando en todos los estamentos de la sociedad y, por lo tanto, es una lucha muy constante. Esa única mujer profesora de investigación en el Consejo Superior de Investigaciones Científicas, que nos da un 4% de representación es Margarita, que está en Barcelona. Esos datos responden también a la crisis económica que ahora tenemos, pero esos números van a cambiar cuando se desbloquee el número de plazas de promoción. Ahora mismo hay un cuello de botella y muchas mujeres que podrían asumir esos lugares están a la espera de que se convoquen plazas. Pasaremos del 4% al 15 o 20% lo que no significa que estemos ocupando realmente el lugar que nos correspondería.

Plan de Igualdad

(JSM) Van a poner en marcha el primer Plan de Igualdad de Género. ¿En qué va a consistir?

(FF) De nuevo creo que es poner palabras y aprobar aquello por lo que has estado luchando mucho tiempo. Te pongo un ejemplo: Tenemos unas escuelas internacionales en las que la Comisión de Mujer y Astronomía siempre ha luchado porque el porcentaje de mujeres fuera significativo. Llevábamos varias ediciones en las que podía haber como profesores, que es el modelo para nuestras jóvenes astrónomas y astrónomos, cero mujeres de quince, dos mujeres de quince… Eso ya se estaba combatiendo, enviando cartas, viendo como proceder para que no se repita… Un plan de igualdad te da una normativa, aprobada por tu junta y por tu sociedad, que de alguna manera dice que todos, unánimemente, estamos por esa labor. El plan marca pequeños hitos de inicio y luego pretende ser un poco más valiente en ediciones siguientes.

(JSM) ¿Cuáles serían esos objetivos más ambiciosos que habría que alcanzar?

(FF) Esas valentías pasan por el empeño de que la ciencia avance, pero que avance con todo lo demás, con que también socialmente seamos personas como queremos ser. Sería estupendo poder animar a todos los investigadores jóvenes a que, igual que una mujer pide un permiso de maternidad, pudieran coger uno de paternidad, con la misma devoción, empeño y pasión, pero a la vez, con la misma disponibilidad. El Plan de Igualdad pasa por vigilar que no haya mujeres discriminadas, pero también por apoyar que el otro 50% entienda que la sociedad será mucho más positiva si vamos en esa dirección.

(JSM) No sólo hablamos de discriminación, sino también de igualdad…

(FF) Si, por ejemplo en la reunión de la European Astronomical Society (EAS), las suecas plantearon que, cuando hay que pasar un tribunal para acceder a una plaza, en ocasiones hay sutilezas, de las que no somos conscientes ni las propias mujeres que las tenemos tan interiorizadas que las obviamos, que deciden a quién se concede esa plaza.

Cuando la igualdad es máxima en la parte curricular se producen comentarios, frases, preguntas que están fuera de lugar. Se pregunta si ella tiene hijos, pero no se dice lo mismo de los aspirantes varones, o se deslizan frases del tipo: – pero esta chica me va  a rendir, ¿no? Las astrónomas suecas plantearon muy claramente que en esos debates y en esas decisiones de plazas, y ellas lo tienen implantado, es necesario contar con observadores.

(JSM) Que supongo que, de alguna forma, evalúan la limpieza del proceso.

(FF) Son personas que están presentes en esos debates y que dan cuenta de cada aspecto sutil que aprecien en este sentido de trato desigual. Esto no está incluido todavía en el Plan de Igualdad que hemos preparado, que es para un año, pero esos puntos tienen que entrar, como el de la paternidad, o que cuando hay una plaza en juego se considere que la mujer que ha tenido cuatro hijos ha tenido que parar cuatro veces.

(JSM) ¿Hay alguna otra propuesta para este Plan de Igualdad?

(FF) Justo terminado el Año Internacional de la Astronomía, hicimos un estudio cuantitativo y cualitativo de la mujer en astronomía en el año 2010, y nos planteamos ahora si la Junta de la SEA puede apoyar un segundo estudio realizado por profesionales. Y otro punto que queríamos añadir a este estudio eran los planes de acoso sexual o de acoso moral. El acoso moral es muy sutil y muy complejo. Se oyen frases como ¿pero me vas a dejar cuando acabes la tesis? o ¿te vas a quedar embarazada?

Foto 3
Gráficos explicativos de la pérdida de personal dedicado a la investigación en astronomía. Fuente: SEA.

(JSM) Además de los datos referidos a la situación concreta de las mujeres, se han presentado otros datos sobre el horizonte general de las personas dedicadas a la investigación en astronomía y también resulta muy llamativo que el 40% abandonan la investigación a los diez años de haber realizado el doctorado. ¿Qué ocurre con esas personas?

(FF) Las gráficas que explican el abandono deben tomarse con mucha cautela. El porcentaje de abandono no contempla que una parte de esos casos pueden estar trabajando en otros sectores.  Por ejemplo, un estudiante mío, muy brillante, con una mentalidad completamente estadística, terminó su tesis en astronomía y ahora está en una empresa inglesa de diseño de bases de datos, y en esa línea tiene un futuro espectacular. En la universidad de las Islas Baleares, una chica, doctora en astrofísica, se fue a la enseñanza secundaria como primera de la promoción. Y ella quería dedicarse a la enseñanza. Eso está muy bien. Finlandia está contratando a las mentes más brillantes como profesorado. Les están pagando bien y la educación está funcionando bien.

No tenemos que pensar que todas las personas que hacen su tesis en astronomía van a quedarse en este campo. Estamos formando científicos que pueden acabar en otros campos, y eso no es malo. Lo que es dañino es que esa persona que has formado deje la carrera científica. Eso supone un disgusto personal por el esfuerzo invertido, y como sociedad, por la gran cantidad de dinero que hemos invertido. Esa situación se ha sufrido mucho y se sigue sufriendo mucho. Nos pasa lo mismo con los “Ramones y Cajales”. Habría que saber cuántos se han estabilizado y cuántos no.

(JSM) ¿Qué pierde la sociedad cuando deja escapar estos talentos?

(FF) Otro análisis muy claro que sale de esta reunión es que España está invirtiendo grandes cantidades de dinero en los desarrollos tecnológicos para el Telescopio Espacial James Webb, en SKA o en ATHENA, gracias al empeño de los astrónomos y de las industrias que van detrás, y al mismo tiempo no está potenciando al personal formado que tiene para que desarrolle y lidere esos proyectos.

Si se mira la tasa de edad del profesorado de las universidad españolas es muy alta. El personal que entró en el 86, pasado el franquismo, en estos momentos está casi en la jubilación. Entonces, ¿dónde está la gente que tiene que meterse en el James Webb? Gente que tiene 64 años puede liderar proyectos, puede dar ideas, puede hacer un trabajo excepcional, pero no serán las personas que se pondrán a entender cómo funciona un instrumento para sacar un provecho científico, y ahí es donde nos estamos equivocando. Si dentro del porcentaje del 40% de abandono estamos perdiendo gente que es válida y quiere estar aquí, nos estamos equivocando porque el coste de mantener a esas personas es mucho menor, en algunos casos, del que supone mantener a España en todos los proyectos internacionales. Tendríamos que reflexionar sobre qué queremos como sociedad.

(JSM) ¿La Agencia Estatal de Investigación mejorará la situación?

(FF) Puedo ver el vaso medio lleno o medio vacío. Empecemos por el vaso medio vacío. Si esas nuevas estrategias no vienen acompañadas de un presupuesto extraordinario para su creación, para que directamente puedan pensar y cambiar estrategias… Las cosas necesitan esfuerzo, necesitan dinero, un porcentaje del PIB. La parte de la botella un poquito más llena es pensar que nos permitirá gestionar un poco mejor el dinero que se transfiere del ministerio a la Agencia. Si es el ministerio el que sigue dotando a la Agencia, y la Agencia sólo se encarga del reparto puede hacer muy poco. Cada equipo ha luchado aisladamente por su proyecto, pero hace falta una discusión global y la Agencia no está pensada para eso.

Sobre los autores

Esta entrevista ha sido realizada por Javier San Martín @SanMartinFJ. Las fotografías son obra de Izaskun Lekuona @IzaskunLekuona y es una colaboración de Activa Tu Neurona @ACTIVATUNEURONA con el blog Mujeres con Ciencia.

2 Comentarios

Comenta

Deja un comentario

Obligatorio

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>