Jeanne Baret, botánica por derecho propio

Siempre he admirado a los exploradores, especialmente a los botánicos. Muchos, al igual que hoy en día, enfrentaron dificultades, pero ninguno pasó tantos sacrificios como Baret.

Eric Tepe, 2012.
Madlla Baré (artista desconocido). Extraído de “Navigazioni de Cook pel grande oceano e itorno al globo”, Vol. 2, 1816, Sonzogono e Comp, Milano.
Madlla Baré (artista desconocido). Extraído d Navigazioni
de Cook pel grande oceano e itorno al globo (1816).

Jeanne Baret nació 27 de julio de 1740 en un pequeño pueblo de la Borgoña francesa. Pasó los primeros años de su vida en la granja de su padre. Cuando éste murió en 1762, se convirtió en la institutriz del hijo del viudo Dr. Philibert Commerson (1727-1773). Seducido por la inteligencia y la lucidez mental de Jeanne, Commerson le dio clases de botánica y le confió la preparación de los herbarios.

En 1764, Commerson fue nombrado botánico del rey Louis XVI (1754-1793) y, como tal, tuvo que emprender un viaje a las Tierras Australes, acompañando al oficial de marina y exporador Louis-Antoine de Bougainville (1729-1811) como médico botánico de su Majestad.

Un auto de fecha 15 de abril 1689 prohibía a las mujeres embarcar en naves de la Marine Royale, así que Jeanne inició el viaje en l’Etoile el 1 de febrero de 1767, disfrazada de hombre, como ayudante de Commerson. La fragata La Boudeuse era la otra nave que formaba parte de la expedición de Bougainville.

La vida a bordo no era sencilla para nadie, y menos para Jeanne, que no solo vestía como un hombre, sino que trabajaba como ellos para evitar sospechas. Tras tres meses, la expedición llegó  a Montevideo, las islas Malvinas y Patagonia, donde por fin Jeanne y su amante pudieron ejercer la botánica.

Tras diversas peripecias –el 13 de marzo de 1773 Commerson falleció en la isla Maurice y Jeanne se vio forzada a casarse con un militar francés para poder regresar a Francia– Baret regresó a París en 1776, con más de 30 cajas selladas conteniendo 5.000 especies de plantas recolectadas durante sus viajes alrededor del mundo: 3.000 de ellas eran nuevas. Estas colecciones se unieron a las del Muséum d’Histoire Naturelle, donde era posible consultar los manuscritos de Commerson.

Eric Tepe, Glynis Ridley and Lynn Bohs: A new species
of Solanum named for Jeanne Baret, an overlooked
contributor to the history of botany, PhytoKeys,
2012; 8 (0): 37 DOI: 10.3897/phytokeys.8.2101

Georges Louis Leclerc, conde de Buffon (1707-1788) se encargó de realizar el inventario, y posteriormente Joseph de Jussieu (1704-1779) y Jean-Baptiste Pierre Antoine de Monet Chevalier de Lamarck (1744-1829) estudiaron la colección.

El trabajo de Jeanne Baret con Commerson fue reconocido oficialmente por el rey, que le concedió una pensión de 200 libras.

Jeanne Baret falleció el 5 de agosto 1807, a la edad de sesenta y siete años.

Como reconocimiento a la labor de esta botánica –y primera mujer en dar la vuelta al mundo– el biólogo Eric Tepe y su equipo bautizaron con su nombre a una flor, la Solanum baretiae.

 La idea de nombrar la planta en homenaje a Jeanne Baret surgió al escuchar a la escritora Glynis Ridley. Ella mencionaba que, a pesar de las importantes contribuciones de Baret a la botánica, su nombre había caído en el olvido, y no tenía ni siquiera una planta que llevara su nombre. En mi trabajo como investigador he llevado a cabo varias expediciones a Latinoamérica en busca de especies de Solanum, y he descubierto varias especies nuevas. Se me ocurrió que Baret merecía reconocimiento por su trabajo, así que contacté a Glynis Ridley para proponerle el nombrar una de estas nuevas especies en honor a Baret, y enmendar así de alguna manera la amnesia histórica en relación a Baret.

Eric Tepe [en 2.].

Debió de ser una mujer admirable, muy valiente y decidida. Disfrazarse de hombre y enrolarse en un barco para participar en una expedición de ese calibre no lo hace cualquiera. Lo que me parece más interesante es que la historia la ha retratado hasta ahora como poco más que la amante del famoso botánico Commerson, pero ahora sabemos que era una gran botánica y exploradora por derecho propio, y que sus contribuciones sin duda merecen ser reconocidas.

 Eric Tepe [en 2.]

Más información

  1. Jeanne Baret, Sitio web del Pays de Bergerac
  2. Pedro Cáceres, La científica que dio la vuelta al mundo vestida de hombre, El Mundo, 12 enero 2012
  3. Marta Macho Stadler, “Solanum baretiae”, la flor de Jeanne Baret, ::ZTFNews, 15 enero 2012
  4. Alejandra Martins, Homenaje a la botánica pionera que se vistió de hombre, BBC Mundo, 5 enero 2012
  5. Glynis Ridley, The Discovery of Jeanne Baret, Crown Pub. Group, 2011

Sobre la autora

Marta Macho Stadler es doctora en matemáticas, profesora del Departamento de Matemáticas de la UPV/EHU y colaboradora en ::ZTFNews y la Cátedra de Cultura Científica de la UPV/EHU.

2 Comentarios

Comenta

[…] Madlla Baré (artista desconocido). Extraído d Navigazioni de Cook pel grande oceano e itorno al globo (1816). Jeanne Baret nació 27 de julio 1740 en un pequeño pueblo de la Borgoña francesa. Pasó los primeros años de su vida en la granja de su  […]

Deja un comentario

Obligatorio

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>