Suzanne Noël, pionera de la cirugía plástica y militante feminista

Vidas científicas

Dijeron de mí que estaba dos veces loca.

Con esas palabras recordaba Suzanne Noël (1878-1954) la reacción de su entorno al verla compaginar su trabajo de cirujana plástica con la defensa de los derechos de la mujer. Cirugía estética y feminismo eran –y tal vez lo sigan siendo– dos nociones que nadie esperaba encontrar en una misma persona, mucho menos en una mujer burguesa del siglo pasado.

Suzanne Noël. La Poste 2018.

Suzanne Blanche Marguerite Gros nació el 19 de enero de 1878 en Laón, al noreste de Francia, y fue la única hija de una familia adinerada en la que creció aprendiendo a pintar, a coser y a llevar un hogar. Se casó a los diecinueve años con el médico dermatólogo Henri Pertat, momento en el que pasó a llamarse Suzanne Pertat, y se mudó a París. Durante sus primeros años en la capital, llevó la vida que se esperaba de una mujer de su condición: socializó y alternó con mujeres de la aristocracia.

Influida por las sufragistas británicas, que reivindicaban el derecho a votar de las mujeres, Suzanne comenzó a desarrollar un pensamiento feminista y a darse cuenta de que las mujeres también tenían derecho a estudiar y a ejercer una profesión. A los veinticinco años, preparó el examen de bachillerato por libre y accedió a la universidad, siendo una de las primeras mujeres en estudiar medicina. Asistió a clases repletas de hombres, demostró su valía y defendió su derecho a saber. Terminó la carrera con la cuarta mejor nota de su promoción.

La práctica de la medicina se convertiría en uno de los ejes de su vida y su refugio en los momentos de mayor dificultad: la muerte de su primer marido en 1918, el fallecimiento de su única hija en 1922 y el suicidio de su segundo marido, André Noël, en 1924.

Cirujana plástica

Suzanne se interesó por la cirugía reparadora y correctora cuando vio que una actriz francesa de edad avanzada había regresado «bastante rejuvenecida» de uno de sus viajes. Comenzó a pellizcar su piel para ver si podía lograr el mismo efecto, y experimentó con conejos anestesiados.

Cuando en 1916 comenzó sus prácticas con el doctor Hippolyte Morestin, aprendió las bases y principales técnicas de este tipo de cirugía. En condiciones extremadamente precarias, operaron a decenas de gueules cassées (bocas rotas), soldados de la Primera Guerra Mundial cuyos rostros habían quedado desfigurados por heridas que, en muchos casos, les impedían comer o hablar. Suzanne procuró devolverles el rostro y con él la posibilidad de llevar una vida más normal.

Tras la Gran Guerra, cambió la cirugía reconstructiva por los liftings y las liposucciones: Suzanne Noël fue una pionera en la cirugía estética no intrusiva ya que, al contrario que sus colegas varones, se preocupaba porque sus pacientes sufrieran lo menos posible y se recuperaran con rapidez. Su famosa «pequeña operación» era una técnica que consistía en hacer pequeñas incisiones invisibles a lo largo de la línea del cabello antes de suturar la piel lo suficiente como para crear tensión, sin extirpar ningún tejido subyacente.

La Chirurgie Esthétique et son rôle sociale.

Muchas de sus pacientes procedían de los barrios ricos y elegantes de París, pero también trataba a mujeres de perfiles más humildes, como vendedoras o secretarias, a menudo de forma gratuita. Para Suzanne, que las personas desearan cambiar su aspecto respondía a necesidades impuestas por una sociedad que colocaba la belleza en el centro. Por ello, creía firmemente en el poder de la cirugía plástica como palanca social, y consideraba que su práctica era una manera de ayudar a evitar que las mujeres trabajadoras cayeran en la precariedad. En el año 1926 publicó La Chirurgie Esthétique et son rôle sociale, obra posteriormente publicada en Alemania, como forma de dar a conocer y explicar la importancia de su actividad en un momento en el que someterse, o incluso practicar, la cirugía estética estaba estigmatizado.

Durante la Segunda Guerra Mundial operó narices para evitar que los rostros de resistentes o judíos buscados fueran reconocidos y capturadas por la Gestapo. Tras la Liberación, investigó con técnicas para borrar los tatuajes de las personas deportadas en campos de concentración nazis.

Referente feminista

Noël es considerada una referente feminista, no tanto por su trabajo en cirugía estética, sino por cuestionar lo que la sociedad había previsto para ella y vivir de forma independiente en un momento en el que las mujeres no podían hacerlo. Es conocida por llevar una cinta en su sombrero en la que se leía “Quiero votar”, y animaba a las mujeres a no pagar impuestos hasta que no contaran con los mismos derechos que los hombres.

En 1924 fue la creadora en París, y posteriormente en buena parte de Europa, de la asociación de mujeres profesionales Club Soroptimista, que sigue existiendo hoy en día en más de cien países y cuyo objetivo es asegurar la igualdad de oportunidades de niñas y mujeres a través de la educación y el empoderamiento.

Reconocimiento público

Suzanne Noël pertenece al amplio grupo de mujeres profesionales del siglo pasado que fueron injustamente olvidadas y cuyos reconocimientos públicos más recientes les están devolviendo el lugar que merecen ocupar en nuestra sociedad.

En 2018, el Club Soroptimista de Annecy colectó 50 000 euros en donaciones para levantar, con la ayuda del ayuntamiento local, una estatua en su honor que fue desvelada en el centenario del armisticio de la Gran Guerra.

En 2022, la autora Leila Slimani y el ilustrador Clément Oubrerie rescataron la vida de Noël en el cómic Con las manos desnudas. Ese mismo año, en la edición del festival francés de animación Cartoon Movie, se presentó el proyecto Suzanne, un largometraje que verá la luz en 2024 y explorará la fascinante vida de una mujer que se enfrentó a las convenciones sociales y a los prejuicios de la época para estudiar y ejercer su profesión.

Referencias

Sobre la autora

Edurne Gaston Estanga es doctora en ciencia y tecnología de los alimentos. Actualmente se dedica a la gestión de proyectos en organizaciones que fomentan la difusión del conocimiento de la ciencia y la tecnología.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. .