Desencriptando a la catedrática Pino Caballero Gil

Categorías

En 1996 la matemática Pino Caballero Gil escribió Introducción a la criptografía, el primer libro en español que se publicaba en nuestro país sobre los fundamentos y la metodología de esta ciencia. Continuando con esta línea de ser pionera en su área, en el año 1998 creó el grupo CryptULL de Investigación en Criptología, perteneciente a la Universidad de La Laguna (ULL), el cual sigue liderando después de 20 años. Además, durante ese periodo, Caballero ha sido decana de la Facultad de Matemáticas de la ULL, donde guio la implantación de la doble titulación en Estadística y Matemáticas, así como la elaboración y tramitación de los títulos oficiales de Grado y Posgrado y de numerosas actividades de divulgación como la Semana Matemática de la Facultad, que condujeron a la duplicación en el número de alumnos de nuevo ingreso.

Pino Caballero Gil. Fotografía: Sofía Ramos.

Con una amplia experiencia en gestión, docencia e investigación, desde 2015 Pino Caballero es catedrática en Ciencias de la Computación e Inteligencia Artificial. Sin embargo, antes de obtener la categoría docente más alta en centros oficiales de enseñanza universitaria ya se había consolidado como una científica ejemplar, siendo reconocida con el Premio Día de Canarias para Jóvenes Investigadores, el Premio Proyecto Empresarial de la Fundación Fyde-CajaCanarias y, después de esta fecha, con el Premio del Instituto Universitario de Estudios de las Mujeres de la Universidad de La Laguna y el Premio a la Innovación otorgado por la revista Más Mujer.

Su constante defensa del papel de la mujer en la sociedad, especialmente en la ciencia, la ha convertido en un icono para las jóvenes del archipiélago canario, no solo por su compromiso con la igualdad sino por romper el techo de cristal y dar un paso al frente con propuestas paritarias cuando ha sido evaluadora a nivel internacional en convocatorias H2020.

Con todo esto, existen muchos entresijos en la vasta carrera de Caballero que vale la pena revelar.

Sofía Ramos González (SRG) ¿Cómo definiría su trayectoria científica?, ¿hay algún hito del que se sienta especialmente orgullosa?

Pino Caballero Gil (PCG) Mi trayectoria científica es clara: en los casi 30 años que llevo en investigación me he movido desde un campo más teórico a otro mucho más práctico. Dada mi formación matemática, inicialmente mis investigaciones eran más teóricas, centrándome sobre todo en el estudio de la seguridad de diferentes cifrados y el diseño de nuevos algoritmos. Por ejemplo, mi tesis doctoral en 1995 fue un estudio del nivel de seguridad de unos cifrados muy eficientes. Sin embargo, en la última década, a raíz de que gran parte de mi docencia se desarrolla en la Escuela de Ingeniería, y que el grupo de investigación que lidero, el grupo CryptULL de investigación en Criptología, ha crecido con la incorporación de varios miembros informáticos, mis investigaciones recientes tienen un perfil más práctico, porque consisten sobre todo en el estudio de la seguridad de redes inalámbricas. Entre las investigaciones con mayor repercusión quizá destacaría las que hice hace unos años, entre 2008 y 2012, relacionadas con las primeras propuestas de despliegue de una red de comunicaciones entre vehículos para resolver problemas de tráfico como atascos y falta de aparcamientos. Esas investigaciones no solo se plasmaron en tres tesis doctorales, un premio y muchos artículos en revistas de impacto y congresos relevantes, sino que también fueron objeto de mi primera patente y de varios proyectos de investigación y convenios de transferencia con empresas. Además, tuvieron bastante repercusión mediática por el producto que intentamos sacar al mercado, al que bautizamos como Vaipho.

(SRG) ¿Cómo empezó todo? Es decir, esa pasión por las matemáticas y su especialidad.

(PCG) Siempre fui buena estudiante, y de todas las asignaturas especialmente me gustaron siempre las de ciencias. Por eso siempre digo que lo de ser científica lo tuve claro desde muy jovencita. En el instituto tuve dos profesoras de matemáticas muy buenas, de esas que te enganchan. Ellas inclinaron mi balanza hacia las matemáticas, aunque estuve dudando sobre qué carrera hacer durante todo el bachillerato. De hecho, salí de mi casa con la idea de matricularme en Medicina y cuando volví le dije a mi madre: “me matriculé en Matemáticas”. Eso implicaba trasladarme de Gran Canaria a Tenerife, lo hice con 16 años y ya nunca regresé. Después, durante los últimos años de carrera, descubrí que la especialidad de Ciencias de la Computación que había escogido era lo mío. En quinto de carrera cayó en mis manos el único libro de Criptografía que había en la biblioteca, lo abrí, lo leí y me enamoré. La criptografía, que se usa para proteger la información, es tan misteriosa y a la vez tan importante en nuestra sociedad, que es difícil no caer rendida a sus pies. De hecho, siempre le digo a mi alumnado que esta es la asignatura más bonita de la carrera, y no lo digo porque la dé yo, sino porque el tema es apasionante.

(SRG) ¿Cuál es el mayor mito que ha oído sobre criptografía?

(PCG) Como anécdota podría contar que cuando salió mi primer libro, en 1996, cuando a nadie le sonaba siquiera qué era la criptografía, en una librería me encontré que mis libros de Criptografía estaban expuestos en la sección de parapsicología. También puedo contar como mito el asunto de la computación cuántica de la que llevamos oyendo hablar más desde hace mucho tiempo, pues hace más de 20 años recuerdo que me rechazaron un artículo porque la propuesta que yo hacía podría romperse con computación cuántica. Lo curioso es que todos los sistemas actuales poder romperse con un ordenador cuántico. En todo caso, debo aclarar que 20 años más tarde, ya yo no llamaría mito a la computación cuántica. Por eso ahora lo que se está haciendo en investigación es diseñar nuevos sistemas de criptografía postcuántica, ya que se sabe que cuando la computación cuántica sea una realidad, habrá que sustituir todos los algoritmos que usamos ahora mismo basados en problemas matemáticos como la factorización, por otros basados en otros problemas matemáticos como los códigos, que resistirán ataques con ordenadores cuánticos. Aunque a fecha de hoy todavía los ordenadores cuánticos no están desarrollados y hay informes que indican que es muy improbable que se pueda construir un ordenador cuántico en la próxima década, se está avanzando mucho en los últimos años, y tendremos que estar criptográficamente preparados para cuando eso ocurra.

Pino Caballero recogiendo el premio a la Innovacion. Fotografía: Andrés Hernández.

(SRG) ¿Qué consejo daría para que la ciudadanía sea más prudente en la red?

(PCG) Internet ofrece cada vez más y más variados servicios, cada uno con diferentes niveles y diferentes tipos de riesgos, desde la tradicional navegación y el tradicional correo electrónico, a servicios de comercio electrónico, banca electrónica, redes sociales, mensajería instantánea, chats, peer to peer, telefonía IP, videocámaras en internet, etc. y cada uno de esos servicios requiere una precaución diferente. Por ejemplo, cuando se usa un navegador es muy importante configurar bien la seguridad y la privacidad, impidiendo el rastreo, bloqueando sitios sospechosos, que no se almacenen las contraseñas, eliminar las cookies y el historial, etc. Además, cuando se navega por Internet nunca se deben proporcionar datos de carácter personal, y en especial datos bancarios, ni en sitios web que no sean seguros (sin el https), ni cuando se usan redes inalámbricas ajenas.

Por otra parte, cuando se usa correo electrónico, hay sobre todo dos grandes riesgos que son, por un lado, el contagio de virus por ficheros adjuntos o enlaces incluidos en mensajes, y por otro, la recopilación de direcciones de correo electrónico mediante cadenas de mensajes y difusión de rumores. Por tanto, no contribuyamos nunca a envíos y cadenas de correos masivos. En otros servicios como comercio electrónico, además de usar solo webs seguras, recomendaría usar para las compras por Internet tarjetas de crédito con límite de gasto o recargables. En servicios de mensajería no deben darse datos personales, y en redes sociales hay que ser muy cuidadosos con geolocalizaciones y con datos de terceros, ya sean imágenes o etiquetas. En resumen, diría que hay que ser siempre conscientes de que en Internet todo queda.

(SRG) Actualmente tiene varios frentes abiertos, distintos proyectos, ¿cuál es su favorito?

(PCG) Ahora mismo estoy totalmente volcada en dos proyectos, INSITU y MOTAM, que lidero y que tenemos que cerrar este año, así que ahora mismo estos son mis proyectos favoritos. En el proyecto INSITU, financiado por la Fundación CajaCanarias y desarrollado con Binter, intentamos mejorar la experiencia de los usuarios aeroportuarios. Haremos la demo final de INSITU aquí en Tenerife en septiembre, y demostraremos algunas aplicaciones que estamos desarrollando para monitorizar el flujo de personas dentro de los aeropuertos con objeto de optimizar las operaciones y reducir los tiempos de espera, para gestionar posibles situaciones de emergencia, para videovigilancia con detección automática de comportamientos sospechosos, y para posicionamiento, seguimiento y localización de bajo costo en interior con protección de la privacidad y servicios avanzados de información basados en Wi-Fi y BLE, especialmente pensados para aeropuertos, que permiten ofrecer información en tiempo real al pasajero sobre su ubicación dentro del aeropuerto, y la localización de puertas de embarque y de su equipaje, orientándole en caso necesario. El otro proyecto que cerraremos este año es MOTAM, un proyecto financiado por CDTI y liderado por Nokia, centrado en el desarrollo de soluciones basadas en aplicaciones móviles y sensores para mejorar el transporte por carretera con soluciones automáticas de asistencia al conductor en coches pre-autónomos. Ese proyecto lo cerraremos antes del verano y será demostrado, pero no aquí sino en la península.

(SRG) Otro de esos frentes es el de combinar la investigación y la enseñanza, ¿por cuál se decanta?

(PCG) Hay días en que la docencia da grandes satisfacciones y otros en que es la investigación. Normalmente cuando tienes que impartir materias que son de tu tema de investigación a un grupo que está cursando esa asignatura por elección propia y has tenido tiempo suficiente para actualizar el material, puedes transmitir tu pasión y tus conocimientos con la satisfacción y seguridad de que lo que estás enseñando es correcto y actual. En esos casos no hay nada que iguale la sensación del trabajo bien hecho. Por otra parte, la investigación produce siempre la emoción de que todo el tiempo estás aprendiendo cosas nuevas, y eso es lo que a mí más me mueve. Si, además, tienes la suerte de que te aceptan un trabajo o un proyecto, no hay nada comparable con la alegría que eso produce. Por tanto, no creo que pueda decir que una de las dos tareas es más importante que la otra, aunque sí podría decir que en general me parece que la investigación es un poco más difícil que la docencia porque en investigación no tienes nunca garantías de éxito. Puedes pasarte días, semanas o meses, investigando sin que se te ilumine ninguna bombilla.

Pino Caballero impartiendo una conferencia. Fotografía: Sofía Ramos.

(SRG) Quizá el mayor reto al que se enfrenta en estos meses es el de su candidatura como rectora de la Universidad de La Laguna. Cabe resaltar que esta sería la segunda vez en la historia de la institución tinerfeña que una mujer optará a este puesto de responsabilidad.

(PCG) Hace poco se entregaron Medallas de Oro en la Universidad de La Laguna, y una de ellas la recibió precisamente Marisa Tejedor, quien recordó que fue la tercera rectora en España, y la única durante todo su mandato. Para mí sería todo un honor ser su sucesora. Es necesario que esta brecha de género en los rectorados vaya cambiando, aunque desde mi punto de vista este cambio va demasiado lento pues, aunque el porcentaje de rectoras ha crecido en los últimos años, seguimos en un ínfimo 8%.

(SRG) ¿Por qué se presenta cómo candidata al Rectorado?

(PCG) Me presento por propia iniciativa, porque siento que ahora es el momento propicio para hacerlo, tanto personal como profesionalmente. Porque me encuentro con ganas y porque tengo experiencia en las áreas que hace falta abordar en ese puesto: tengo bastante experiencia docente, de gestión, de investigación y de otros temas que ahora son muy importantes como divulgación, evaluación, internacionalización y transferencia. Aparte del objetivo general de más transparencia, credibilidad y diálogo, los dos principales problemas que hemos identificado y que exigen grandes cambios son: la burocratización que genera mucha desmotivación, y la necesidad urgente de relevo generacional planificado de las plantillas de personal docente e investigador, y de administración y servicios. También hemos detectado la necesidad de mejorar la oferta académica para hacerla más atractiva, ofertando títulos muy demandadas, así como titulaciones en línea, semipresenciales, abiertas, bilingües y dobles. Una idea muy presente en el espíritu de nuestro programa es la de los incentivos, porque creemos que es necesario que todas las personas que componemos la universidad, ya seamos alumnado, personal docente e investigador, o personal de administración y servicios, tengamos incentivos suficientes para venir a la ULL a estudiar y trabajar cada día con ganas e ilusión, y es que estamos convencidos de que centrarse en las personas es la única forma de lograr alcanzar los grandes retos de la universidad, como convertirse en una universidad de prestigio, que suba en los rankings, o que estemos orgullosos de ella.

(SRG) ¿Qué propone para investigación?

(PCG) Si se observa mi trayectoria se ve que la importancia que le doy a la investigación es clarísima. No concibo una universidad sin investigación. Sería otra cosa, pero no se podría llamar universidad. Por tanto, en nuestro programa habrá muchas propuestas para mejorar la investigación, como apoyar más y mejor a quienes investigamos, reducir la enorme carga burocrática que cae sobre los IPs, valorar adecuadamente la investigación que realizan sobre todo los más jóvenes adaptando los baremos para que lo reflejen y que podamos incorporar a los jóvenes investigadores a la plantilla, y en general dar incentivos para que todo el profesorado se anime de forma natural a investigar más y a un nivel más internacional.

(SRG) ¿Cómo se propone mejorar la relación con la sociedad?

(PCG) Desde hace años soy muy consciente de que entre nuestras obligaciones está la transferencia, en el más amplio sentido de la palabra. Creo que la universidad debe dejar de mirar siempre solo hacia dentro y mirar más hacia fuera, para que a su vez la sociedad mire hacia la universidad y la valore más. La transferencia no sólo tecnológica, que es la que suele asociarse a la palabra, sino también cultural y de compromiso social, creo que es fundamental. También hacer divulgación fuera de la universidad debería ser una obligación para todo el PDI, para que la sociedad nos conozca mejor. Uno de los temas calientes este curso ha sido el tema de la seguridad social de las prácticas externas. Las prácticas externas son una de las herramientas que tenemos para relacionarnos con la sociedad, porque la universidad aporta estudiantes y las empresas aportan predisposición para acoger a esos estudiantes durante esa fase de su formación.  Sobre la seguridad social yo sí creo que es conveniente que el alumnado cotice en ese periodo si están realizando un trabajo, aunque está claro que ni esta propuesta puede convertirse en algo negativo para la oferta, ni la universidad puede soportar ese coste económico. Por tanto, entre todos tendremos que encontrar soluciones.

Sobre la autora

Sofía Ramos González. Periodista. Estudiante de posgrado en Comunicación Social de la Investigación Científica. Directora y presentadora del programa El Aquelarre de Sofía Ramos en Candelaria Radio. Crítica de cine en la web 35 Milímetros.

Deja un comentario

Obligatorio

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>