El ángel de los neonatos, Virginia Apgar (1909-1974)

Virginia Apgar (hacia 1950).
Virginia Apgar (hacia 1950).

Mujer incansable, luchadora, estudiosa, amante de la música y apasionada de la jardinería, Virginia Apgar sorprendía a todos sus colegas con su gran capacidad de estudio y de trabajo. Anestesióloga, pediatra y profesora en Columbia, dedicó su vida al estudio de los efectos de la anestesia en mujeres embarazadas y las razones de las muertes prematuras de los bebés. Pero lo que la hizo mundialmente famosa fue un test que lleva su nombre y que a día de hoy continúa aplicándose en los protocolos de partos en todo el mundo. El test de Apgar ha salvado millones de vidas y prevenido enfermedades desde su primera aplicación a mediados del siglo XX. Luchadora incansable, Virginia sufrió en propia piel la discriminación de sexos en el campo de la ciencia y la medicina pero nunca se alineó con ninguna formación feminista. Su manera de cambiar el mundo era una sola: continuar trabajando. Virginia Apgar nació el 7 de junio de 1909 en Westfield, New Jersey. Era la pequeña de los tres hijos de Charles E. Apgar, trabajador en el mundo de los seguros, y su esposa Helen May Apgar. Desde sus primeros años en la escuela, Virginia demostró ser una buena estudiante y pronto descubrió su pasión por la ciencia y la medicina. Después de graduarse en el Westfield High School en 1925, empezó a estudiar en el Mount Holyoke College donde se especializó en zoología mientras hacía trabajos esporádicos para poder pagarse sus estudios. Virginia también practicaba distintos deportes, colaboraba en el periódico de la escuela, participaba en obras de teatro y tocaba el violín. Todo lo hacía con gran implicación y sin que el alto nivel académico de sus estudios se viera alterado en absoluto. En 1929 terminaba sus estudios en Mount Holyoke con notas excelentes y al poco tiempo empezó a estudiar medicina en la universidad de Columbia. Virginia compartía aula con otras ocho mujeres, quienes debían hacerse un sitio entre los noventa alumnos.

Virginia APgar (1936).
Virginia Apgar (1936).

Después de licenciarse empezó un período de prácticas de cirugía en la Hospital Presbiteriano de Nueva York. Sin embargo, y a pesar de sus grandes capacidades como profesional, su mentor Allen Whipple le aconsejó que se dedicara a una especialidad en la que la situación de la mujer no fuera tan precaria como en el mundo de la cirugía. Así, Virginia siguió el consejo de Allen e inició estudios de anestesiología. En 1938, después de años de estudio y prácticas, Virginia Apgar se graduaba y volvía al Hospital Presbiteriano convertida en la directora de una nueva división de anestesia, convirtiéndose en la primera mujer en dirigir un equipo de semejante importancia. Durante los once años que se mantuvo al frente de la división, se dedicó en cuerpo y alma a formar a los estudiantes y a convertir la división de anestesiología en un servicio profesionalizado convertido en Departamento. El siguiente paso en su carrera fue convertirse en la primera mujer en entrar como profesora de anestesia en Columbia mientras dedicaba parte de su tiempo a la investigación en el campo de la anestesia obstétrica. Virginia se centró en estudiar los efectos de la anestesia en parturientas y en detectar las razones de las muertes prematuras de neonatos. Sus análisis se convirtieron en 1952 en el que se conocería y aplicaría en todo el mundo como Test de Apgar. Virginia evaluaba cinco aspectos de los recién nacidos, frecuencia cardiaca, esfuerzo en la respiración, reflejos, tono y color muscular. Este test que hacía al minuto de nacer y cinco minutos después.

Virginia Apgar examinando un reción nacido (hacia 1958).
Virginia Apgar examinando un reción nacido (hacia 1958).

Con esta evaluación temprana, Virginia pretendía detectar posibles deformaciones y enfermedades en los neonatos. Durante casi diez años analizó y clasificó miles de partos en los que estuvo presente para acotar su test. En 1958 Virginia se tomó un breve descanso en su carrera profesional pero pronto volvió a estudiar, esta vez un Máster relacionado con el programa de Salud Pública. Un año después aceptaba el cargo que la Fundación Nacional March of Dimes le ofreció como directora de una nueva división de malformaciones congénitas. Su nuevo cargo la llevó a viajar por todo el país dando a conocer sus estudios y sus análisis con el fin de disminuir al máximo las muertes de neonatos.

Virginia APgar (hacia 1968).
Virginia Apgar (hacia 1968).

Con una energía inagotable y un sentido del deber incuestionable, Virginia Apgar no se retiró nunca. Continuó trabajando hasta poco tiempo antes de su muerte, el 7 de agosto de 1974.

Sobre el artículo original

El artículo El ángel de los neonatos, Virginia Apgar (1909-1974) se publicó en el blog Mujeres en la Historia de Sandra Ferrer Valero el 14 de enero de 2012.

Un especial agradecimiento a la autora del artículo por permitir su reproducción en Mujeres con ciencia.

Sobre la autora

Sandra Ferrer Valero, periodista y apasionada de la historia, escribe en su blog sobre Mujeres en la Historia.

27 Comentarios

Comenta

Amaia Castresana PalmaAmaia Castresana Palma

El artículo sobre Virginia apgar me ha parecido muy interesante. He trabajado de Auxiliar de Enfermería en el área de partos de un hospital, aunque ahora trabajo de Técnico de Laboratorio, sabía que el test de Apgar lo desarrollo una doctora pero no sabía su historia.
Más tarde me licencie en Antropología Social y Cultural por la UNED y este blog lo he conocido a partir de realizar el Máster en Cuaternario en la UPV-EHU, y la verdad merece la pena leerlo.
Gracias por dar a conocer a todas estas mujeres que han hecho mucho y que han sido tan poco reconocidas.
Un saludo

Sandra

Hola Amaia,
me alegro mucho que te haya gustado el artículo. Yo conocí el test de Apgar en mi primer parto y en aquel momento ni se me pasó por la cabeza que su creadora fuera una mujer.
Un saludo
Sandra

MARGARITA VARGAS MMARGARITA VARGAS M

SOY ENFERMERA AUXILIAR Y AYUDE A MEDICOS A RECIBIR MUCHOS NIÑOS DE LO CUAL ME SIENTO MUY ORGULLOSA Y SATISFECHA CON MI TRABAJO SIEMPRE ME GUSTO MUCHO Y LO AMABA AUNQUE YA NO PUEDO TRABAJAR SIEMPRE LO EXTRAÑARE EL RESTO DE MI VIDA Y ADMIRARE A TODOS LOS MEDICOS Y CIENTIFICOS QUE TRABAJAN PARA EL BIEN DE LA HUMANIDAD SIN AFAN DE LUCRO QUE DIOS LES SIGA DANDO TANTA INTELIGENCIA FELICIDADES LOS AMO

Sandra Mariel CegobiaSandra Mariel Cegobia

La verdad conocí y estudia el tes de apgar en mal carrera de enfermería pero no recuerdo si me dijeron a quien se le atribuía el nombre. Muchas gracias ahora no lo olvidare más.

Doralia RomeroDoralia Romero

Estoy recién comenzando la carrera de enfermería, curso el cuarto semestre y esta semana tengo un examen donde supongo vendrá el test de APGAR he estudiado mucho eso y en el libro no menciona por que se le llama así, ahora ya tengo más amplio mi conocimiento, gracias por compartir.

marianamariana

Muchas gracias por la nota! No sabia esta historia, soy obstetrica, la voy a contar a todos, esta mujer hizo mucho y no olvidemos, en una época difícil para las mujeres, siempre hubo mucho machismo, actualmente siento que las cosas van cambiando pero aun falta mucho por hacer….

AnaBeatrizAnaBeatriz

Qué linda información. Gracias por este sitio dedicado a la mujer para contarnos sobre mujeres estudiosas y sobresalientes.
Atte.

Lilián CohenLilián Cohen

Muchas graciad por la información! No tenía idea de que Apgar fue una mujer. El test que creó (“Test de Apgar”) es una herramienta muy práctica y de uso generalizado en Uruguay (y supongo que en gran parte del mundo), que informa ágilmente sobre la vitalidad del recién nacido.

Maria Angelica RuizMaria Angelica Ruiz

Muy interesante articulo sobre esta gran mujer. Soy Trabajadora Social en un hospital, y cuando nace un bebe en mis notas escribo la situación de la madre y su recien nacido, y en automatico escribo el apgar, sabía que es una calificación pero hasta ahora se de donde viene y para que se usa. Gracias a la doctora Virginia APGAR, Una mujer que vivió e investigó para el bienestar de otras mujeres. GRACIAS POR COMPARTIR.!!

Marta LauraMarta Laura

Muy interesante que volviera a publicarse la interesante biografía de esta gran mujer del campo de la ciencia, yo soy neonatologa y estoy orgullosa de que el trabajo de esta gran mujer perdure hasta nuestros días gracias por retomar este artículo

Marta Macho StadlerMarta Macho Stadler

¡Gracias por el comentario! Y enhorabuena por tu trabajo.
Un abrazo,
Marta (editora)

ManuelManuel

He leído hoy 8 de marzo éste artículo. Ni me dedico a la profesión ni nada por el estilo. Me ha parecido todo un homenaje a la mujer trabajadora, incansable e inteligente. Y como buena mujer con un instinto maternal que le llevó a procurar la vida por encima de todo. Olé por esa SEÑORA!!!

ElizabethElizabeth

Qué bueno que un hombre haga tal comentario!! Y sí, esa mujer hizo un trabajo maravilloso, a pesar de los escollos que encontró en su carrera nunca se dió por vencida!! Realmente maravilloso.

Paul Renzo Sandoval SolisPaul Renzo Sandoval Solis

Una historia de vida remarcable; lo añadiré a la lista de cuentos de buenas noches para mi niña.

César GutierrezCésar Gutierrez

Que importante conocer un poco más. Soy psicólogo de profesión, y en mis entrevistas siempre pregunto sobre las condiciones en que el niño nació, y me sorprende que cuando refieren las dificultades del recien nacido (en algunos casos de médicos) no les reportan que hay estas características. Cuando las madres refieren cosas como: “nació moradito pero luego se normalizó” entre otras similares como “no lloró al nacer, era tranquilito” , y no les dan las indicaciones preventivas necesarias, entonces surgen en futuro algunas referencias que podrían abordarse a temprana edad. Cuan importante para la profesión psicológica ha sido también esta escala, que nos permite conocer e incluso anticiparnos a las dificultades en el desarrollo psicomotriz de los niños. Ojalá que sea siempre tomado en cuenta en nuestra carrera formativa.

milagrosmilagros

Mis felicitaciones por compartir tan buena informacion, conocia de este test por el nacimiento de mi hija, es muy bueno, te indica como nacio tu bebe, las deficiencias que presento y que hacer mas adelante para mejorarlo, ojala se pueda difundir mas para que ayude a encontrar diagnosticos mas tempranos.
Gracias a Virginia Apgar por ser tan estudiosa y constante en su labor, gracias!!

JhonathanJhonathan

Mi padre se siente hoy muy orgulloso de haber conocido a una mujer tan importante, amigos muy cercanos por muchos años de su juventud, a pesar de la diferencia de edad, idéntica a las fotos que tiene con el y que le recuerdan esos tiempos. Saludos.

MargaritaMargarita

Recién me entero que era esa palabra, tuve tres hijos varones y siempre leia el certificado de alta cuando nacían mis mijos, pero ahora ya se de donde proviene. Que bueno que siempre hubieron mujeres destacadas sin importar la época, Religión, tipos de política, a pesar del poco apoyo por ser mujer, supieron salir adelante.

LUIS RAMÓN MOLINA

Me entró curiosidad por conocer la historia de esta mujer hoy, cuando ví el doodle de Google que la homenajea. Además, recientemente mi hija Maite se graduó de médica en la UBA y en este momento está realizando el rotativo en Obstetricia, antes de realizar la residencia. Una de las especialidades que ha tenido en mente es justamente esta, aunque todavía no ha tomado una decisión definitiva. Respecto al comentario que se hace en el artículo sobre la situación precaria de la mujer en el mundo de la cirugía, es real; mi hija me ha comentado que es un ambiente sumamente machista y que esa es una de las causas por las que hay tan pocas cirujanas, al menos en Argentina, al margen de otros factores que también influyen para ello. ¡Excelente artículo y voy a compartirlo con mi pequeña! 🙂

viviana

hola, buscando material para mis alumnos me encuentro con la portada de google, jamas imagine que apgar sería un apellido y menos que su poseedora fuera mujer y de tal importancia para los recien nacidos, maravillosa nota, muchas gracias

Susana WainsteinSusana Wainstein

Estoy muy orgullosa y satisfecha de haber seguido mi vocación.
¡Fue gracias a Virginia Apgar que la encontré!.
Cariñoso saludo desde Buenos Aires, Argentina.

IVÁNIVÁN

Muy bien que se recuerde a esta mujer pionera de la medicina.
El test de Apgar ya está incorporado indisolublemente a la neonatología ,y lo más notable que es una”simple” compendio de observaciones clínicas sistematizadas y lo puede efectuar cualquier profesional que atienda un parto y tomar decisiones sin recurrir a tecnología que no siempre está al alcance de la mano.

Deja un comentario

Obligatorio

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>