El médico James Barry, ¿o la sobrina del pintor James Barry?

Categorías

La matemática Sophie Germain mantuvo correspondencia con eminentes matemáticos de su época, y lo hizo ocultando su identidad bajo el seudónimo de Antoine Auguste Le Blanc: en otro caso, estos científicos no habrían prestado ninguna atención a las palabras de una ‘simple mujer’.

La botánica Jeanne Baret circunnavegó el mundo disfrazada de hombre –como ayudante del naturalista Philibert Commerson– en la expedición de Louis Antoine de Bougainville: la Armada Francesa no permitía a las mujeres viajar en sus buques, y la única manera de participar en este viaje de descubrimiento fue ocultando su identidad.

Muchas otras mujeres se han camuflado tras identidades masculinas para poder estudiar, no tener qua casarse, huir de una suerte incierta o participar en las numerosas actividades que les estaban vetadas. A muchas de ellas nunca llegaremos a conocerlas; hoy traemos a Mujeres con ciencia la historia de una de ellas: Margaret Ann Bulkley.

James Barry con su sirviente John (hacia 1862).

James Miranda Barry (hacia 1789-1865) fue un cirujano militar de la Armada británica. Aunque vivió su vida adulta como un hombre, la documentación de la que se dispone parece indicar que se le asignó el género femenino al nacer, fue educado como una niña –bajo el nombre de Margaret Ann Bulkley– y eligió vivir o se vio forzado como un hombre para poder ingresar en la universidad y proseguir la carrera de cirujano.

Algunas personas la consideran la primera mujer médica británica ¿quizás hubo alguna anterior, también oculta bajo una identidad masculina?, anticipándose en cincuenta años a Elizabeth Garrett Anderson.

Su biografía es poco conocida y está sujeta a numerosas especulaciones, incluida la fecha de su nacimiento. Según el biógrafo Hercules Michael Du Preez, Barry habría nacido en Cork en 1789, sería el segundo de los tres hijos de Jeremiah y Mary-Ann Bulkley, y se le llamó Margaret Ann al nacer.

Mary-Ann Bulkley era hermana de un conocido artista irlandés, James Barry (1741-1806), profesor de pintura en la Royal Academy of Arts de Londres. Algunas cartas indican que se urdió un plan entre Mary-Ann, algunos amigos de su hermano –entre ellos el político venezolano Francisco de Miranda y el médico Edward Fryer, que se convertiría en el tutor personal de Margaret– y el abogado de la familia para que Margaret pudiera ingresar en la escuela de medicina.

Margaret, ya como James Barry, comenzó sus estudios en la University of Edinburgh Medical School en 1809, obteniendo su diploma en medicina en 1812. Regresó a Londres, donde aprobó su examen en el Royal College of Surgeons a mediados de 1813 y se alistó como asistente hospitalario de la Armada Británica. Tras servir en la India y en Sudáfrica, llegó a Ciudad del Cabo entre 1815 y 1817.

Portada de James Miranda Barry,
novela de Patricia Duncker.

Allí se convirtió en inspector médico para la colonia: realizó mejoras en la red hidráulica y llevó a cabo una de las primeras cesáreas efectuadas con éxito –sobrevivieron la madre y el niño–. Conocido por sus opiniones directas y su insubordinación, se creó algunas enemistades al criticar la gestión de los asuntos médicos locales.

Barry abandonó Ciudad del Cabo en 1828 con destino a la Isla Mauricio, Trinidad y Tobago y la isla de Santa Elena. También sirvió en Malta, Corfú, Crimea, Jamaica, Canadá y las Indias occidentales, donde se concentró en la práctica de la medicina y la mejora de las condiciones de vida de las tropas. Durante sus misiones también contribuyó a la mejora de la salud de los indígenas. En 1845 contrajo la fiebre amarilla y regresó a Inglaterra.

En 1846 fue destinado a Malta, donde tuvo que hacer frente a una epidemia de cólera que terminaría en 1850. Después se dirigió a Corfú y participó en la guerra de Crimea (1854-1856), donde coincidió con Florence Nightingale; la enfermera alude en una carta a un desencuentro con el médico, que actúo de manera violenta desde su posición de poder:

Me hizo permanecer en medio de una muchedumbre de soldados, de comisarios, de sirvientes, etc., cada uno de los cuales se comportó como un caballero durante la reprimenda que recibí mientras se comportaba como un bruto… Tras su muerte me dijeron que (Barry) era una mujer… Yo diría que (Barry) era la criatura más endurecida que haya encontrado nunca.

Partió a Canadá en 1857 donde se ocupó de mejorar la higiene pública, la comida y los cuidados médicos de los prisioneros y los leprosos, así como las de los soldados y sus familias.

Se jubiló en 1864 y volvió a Inglaterra, donde falleció de disentería el 25 de julio de 1865. Sophia Bishop, la persona encargada de preparar los restos de James Barry para su entierro, reveló tras los funerales que aquel cuerpo era el de una mujer. Esta información se conoce a través de varias cartas intercambiadas entre Georges Graham (del General Register Office) y el mayor D. R. McKinnon, el médico de James Barry, que certificó su muerte como hombre:

Señor,

Me han manifestado que el Inspector General Dr. James Barry, fallecido en Margaret Street 14 el 25 de julio de 1865, era de hecho una mujer como se descubrió tras su muerte. Puesto que usted suministró el certificado de defunción, me tomo la libertad de preguntarle si lo que he oído es cierto, y si usted había determinado que se trataba de una mujer y ¿aparentemente que fue madre? […]

Georges Graham
Portada de Scanty Particulars: The Strange Life
and Astonishing Secret of Victorian Adventurer
and Pioneer Surgeon James Barry
,
un libro de Rachel Holmes.

Señor,

He sido una persona próxima al doctor desde hace muchos años, tanto en Londres como en las Indias Occidentales, y nunca he tenido la sospecha de que el Dr. Barry fuera una mujer. Le he atendido durante sus últimas enfermedades (bronquitis y después diarrea). Una única vez, tras la muerte del Dr. Barry, en la oficina de Sir Charles McGregor, una mujer que debía realizar los últimos oficios esperaba para hablar conmigo. […] Entre otras cosas, me dijo que el Dr. Barry era una mujer, y que yo era un médico terrible por no saberlo, y que nunca se dejaría tratar por mí. Le informé que no era de mi incumbencia si el Dr. Barry era un hombre o una mujer, y que pensaba que podría no haber sido ni lo uno ni lo otro, es decir, un hombre desarrollado de manera imperfecta. Ella me dijo entonces que había examinado el cuerpo, que era una mujer perfecta y, aun más, que había señales de que había tenido un niño cuando era muy joven. Le pregunté entonces como había llegado a esa conclusión. La mujer, señalando la parte baja del estómago, me dijo ‘a partir de marcas aquí. Soy una mujer casada y madre de nueve niños, y debería saberlo.’

La mujer parecía pensar que había descubierto un importante secreto y quería dinero para guardarlo. Le informé que los parientes del Dr. Barry estaban muertos, que no había ningún secreto para mi, y que en mi opinión, el Dr. Barry era un hermafrodita. Pero si el Dr. Barry era un hombre, una mujer o un hermafrodita, lo ignoro, y poco importa porque puedo positivamente afirmar que la identidad de ese cuerpo era el de la persona que he conocido como Inspector General de Hospitales durante varios años.[…]

D.R. McKinnon

A partir de los años 1950 el historiador Isobel Rae tuvo acceso a diversos documentos –sellados por la Armada Británica durante cien años– y concluyó que James Barry era, en efecto, la sobrina del pintor James Barry.

A. K. Kubba sugiere en sus artículos que Barry podría ser una persona intersexual, y no una mujer; esta opinión se considera como poco fundamentada y, además, algunos colectivos LGBT y feministas piensan que la hipótesis de la intersexualidad solo intenta restar valor a los muchos logros de esta mujer, asignándole características masculinas.

La singular historia de James Barry ha dado lugar a obras de teatro, novelas, documentales, películas, etc. Incluimos el tema que el dúo folk Gilmore & Roberts le dedica, Doctor James, aludiendo a algunos hechos relevantes de la vida de Barry:

Here lies the body of a high-ranked man
A high-ranked man with a stone so plain
Buried in a cemetery in Kensal Green
In Victoria’s reign

Tell me your secret, Doctor James

Trained in medicine, joined the army
Joined the army to make your name
You cursed and swore the worst of all
A ladies’ man, they claimed
A delicate face and your voice was high
Your voice was high, they called you names
You fought two duels and you won them both
Put them all to shame

Tell me your secret, Doctor James

You’re not a well-known figure in our history
It seems a few have even heard your name
The tales of your success become a mystery
So tell me your secret
Tell me your secret, Doctor James

Caesarian birth for a mother and child
Of a mother and child one life remained
Yours was the first where both survived
A higher rank you claimed
The years flew by on foreign soil
On foreign soil you fought for change
You had no time for a wife or child
People thought it strange

Tell me your secret, Doctor James

You’re not a well-known figure in our history
It seems a few have even heard your name
The tales of your success become a mystery
So tell me your secret…

Your work life done, you traveled home
You traveled home for your final days
A weakened body but a hardened heart
Nurse Nightingale did say
A maid was sent to dress the body
The doctor’s body on the funeral day
She cried, “This corpse has a female form!
Dressed as a man but she’s a woman born
For years and years she’s fooled us all
The Devil comes this way!”
I’m telling your secret, Doctor James

You’re not a well-known figure in our history
It seems a few have even heard your name
The tales of your success become a mystery
I’m telling your secret
I’m telling your secret, Doctor James

Referencias

Sobre la autora

Marta Macho Stadler es doctora en matemáticas, profesora del Departamento de Matemáticas de la UPV/EHU y colaboradora en ::ZTFNews y la Cátedra de Cultura Científica de la UPV/EHU.

2 Comentarios

Comenta

Deja un comentario

Obligatorio

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>