Celia Sánchez-Ramos Roda (1959)

Celia Sánchez-Ramos Roda.

Científica, inventora y empresaria española, especializada en ciencias de la visión. Nacida en Zaragoza, Celia Sánchez-Ramos es diplomada en Óptica (1983) y licenciada en Farmacia (1984) por la Universidad Complutense de Madrid (UCM), así como dos veces doctora: en Farmacia (UCM) dentro del área de Medicina Preventiva y Salud Pública con una tesis sobre la refracción visual y su relación con el uso del ordenador (1994) y en Ciencias Visuales por la Universidad Europea de Madrid con un estudio sobre filtros ópticos contra el efecto fototóxico del espectro visible en la retina (2010).

Desde 1986, Sánchez-Ramos es profesora de la UCM, con docencia en óptica fisiológica, percepción y salud visuales (con especial atención a los aspectos relacionados con la seguridad vial, el deporte o el envejecimiento), neurodegeneración y neuroprotección del sistema visual, farmacología ocular, técnicas de exploración oftalmológica o métodos y proyectos de investigación. Fue directora del Departamento de Óptica II (Optometría y Visión) de la Facultad de Óptica y Optometría de la UCM.

Ha participado desde 1981 en más de cincuenta trabajos de investigación, tanto nacionales como internacionales, con financiación pública y privada, concernientes a filtros ópticos terapéuticos, umbrales de contraste y de deslumbramiento, percepción de la visión mesópica, lentes multifocales y de contacto, degeneración macular, prótesis visuales, conectividad del sistema nervioso con dispositivos electrónicos, procesamiento neuronal de la señal visual, parámetros biométricos del ojo, aspectos visuales de la conducción por carretera y de la seguridad laboral, protección ocular y espectrofotometría. Asimismo, ha desarrollado en Paraguay dos proyectos de cooperación al desarrollo sobre aplicaciones telemédicas e informáticas contra la ceguera (2008-2010) y sobre detección de la enfermedad de Alzheimer mediante biomarcadores en cristalinos (2011-2012).

En 2004, Sánchez-Ramos fundó el Grupo de Neuro-Computación y Neuro-Robótica de la UCM, del que ha sido su directora y cuyo trabajo investigador ha conseguido dar a luz 448 patentes hasta la fecha, así como 58 proyectos de  investigación en neurociencia (aplicaciones electrónicas al sistema nervioso, estimulación neuroprotésica, recuperación tras daño cerebral) y otros proyectos centrados en la investigación y desarrollo de tecnología óptica (iluminación en vehículos).

Situación administrativa internacional de la patente del difusor de luz.

Igualmente, ella misma ha sido responsable de casi una treintena de inventos patentados entre 2005 y 2014 a nivel nacional, europeo e internacional. Entre ellos destaca una lente de contacto terapéutica para ojos pseudofáquicos (sin cristalino tras una operación de cataratas) y/o con un proceso de neurodegeneración (macular y retiniana). La invención consiste en aplicar un filtro de pigmentación amarilla sobre una lente oftalmológica común, con el fin de proteger los ojos contra las longitudes de onda del espectro visible (inferiores a 500 nanómetros). Registrado en España en 2005 (patente no. 2.247.946) y en otros países (Egipto, Hong Kong, Colombia, Brasil, China, Australia, Canadá, Japón, EE. UU. y México), este invento proporcionó a su autora en 2009 los Premios a la Mejor Inventora y a la Mejor Patente Sanitaria, entregados por la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI) y el Premio a la Mejor Patente Española concedido por la Oficina Española de Patentes y Marcas (OEPM).

Situación administrativa internacional de la patente de la lente de contacto terapéutica.

A partir de esta patente y de otras ocho, Sánchez-Ramos ha desarrollado un sistema de prevención visual denominado “Método de Alta Eficacia” aplicable a lentes de contacto terapéuticas para proteger los ojos contra la degeneración de la retina y prevenir la degeneración macular asociada a la edad (principal causa de ceguera en el mundo desarrollado), pero igualmente utilizable en lentillas corrientes, lentes de gafas, gafas de seguridad, protectores faciales de soldadores, visores de cascos, fuentes de iluminación, lunas de vehículos, cristales de ventanas y, en general, en cualquier superficie transparente que se encuentre en el entorno de las personas con el fin de eliminar la influencia nociva de la luz.

Patente no. 2.524.267. Imagen OEPM.

En 2010, Sánchez-Ramos fue galardonada con el Premio a la Mejor Invención, concedido por un jurado de 85 expertos de la Convención Internacional de Inventos de Ginebra entre un millar de propuestas de científicos de 45 países. La novedad premiada era un sistema de reconocimiento y autenticación de personas a través de la córnea, mucho más exacto que otras técnicas biométricas de identificación como la huella dactilar y la lectura del iris. El método provee un patrón único e intransferible para cada persona al identificar los puntos diferenciales de los ojos de los individuos mediante la observación de la cara interna de la córnea, imposible de replicar o manipular, a diferencia del iris. Así, la córnea del sujeto cuya identidad se quiere comprobar es fotografiada varias veces y luego se compara un millar de puntos distintos con otra imagen registrada anteriormente, dando como resultado una autenticación de la identidad de las personas con la más alta fiabilidad. Registrado en España (patente no. 2.524.267 solicitada en 2009) y en otros países (EE. UU., México, Japón, China y Canadá), el sistema fue concebido inicialmente para espacios de alta seguridad (áreas restringidas, armamento, instrumentos de precisión, información confidencial), pero ha sido posteriormente adaptado a otras funciones más habituales (control de acceso a oficinas, bancos y hoteles) y en un futuro próximo lo será en ordenadores, teléfonos móviles, cajeros electrónicos y máquinas dispensadoras.

Situación administrativa internacional de la patente del sistema de reconocimiento por córnea.

Otro destacado invento de Sánchez-Ramos ha sido el difusor de luz, un dispositivo lumínico, instalado en el techo de los vehículos y fuera del campo visual del conductor, que propaga una luz difusa que no deslumbra ni constituye un estímulo visual que pueda molestar o distraer, pero que induce una contracción de la pupila en ambientes de escasa iluminación, eliminando aberraciones visuales y mejorando la calidad de la imagen generada por la retina. El difusor de luz ha sido registrado en España (patente no. 2.337.869 de 2008) y en cuatro países más (EE. UU., Japón, China y Canadá).

Patente no. 2.337.869. Imagen OEPM.

Asimismo, Sánchez-Ramos ha creado dos empresas: la sociedad limitada Alta Eficacia Tecnología (2007) y Factoría I+D (2009), ambas con sede en Madrid. La primera de ellas tiene como objeto la comercialización de productos, patentes y modelos de utilidad en los campos de la óptica, optometría, contactología y neurociencia. Ha sido galardonada en 2008 con los premios al Mejor Plan de Empresa por la UCM y a la Mejor Empresa Sanitaria por la Comunidad de Madrid. La otra sociedad añade a su vocación comercial de productos e inventos la edición de publicaciones científicas y divulgativas, la formación continua (a través del uso de las tecnologías de la información y las comunicaciones) y la implantación en Iberoamérica de diversos títulos de experto y especialista (farmacología ocular, métodos avanzados de exploración oftalmológica, visión y seguridad vial, salud visual y deporte, dirección y gestión de proyectos de I+D+I).

Sánchez-Ramos ha dirigido 17 tesis doctorales y 40 trabajos de investigación, tiene 28 publicaciones científicas y seis libros de divulgación (principalmente sobre propiedad industrial). Es miembro de las siguientes sociedades científicas y académicas: Sociedad Española de Óptica (1995), Asociación Europea para la Investigación de la Visión y del Ojo (2001), Sociedad Española de Oftalmología (2002), Asociación para la Investigación en Visión y Oftalmología de los EEUU (2003), Sociedad Panamericana de Oftalmología (2008).

Además de los premios ya mencionados, ha obtenido los siguientes galardones: Medallas de Oro y de Plata en la Feria Internacional de Inventos y Mercados Tecnológicos de Taipei (2009 y 2010), Encomienda de Número de la Orden del Dos de Mayo (2009), Premio a Mejor Idea Emprendora por la UCM (2009), Medalla de Oro en la Exposición Tecnológica de Malasia (2010), Premio a la Invención Española por la Fundación García Cabrerizo (2010), Premio Tiempo de Mujeres a la Iniciativa Científica y/o Empresarial por la Feria y la Cámara de Comercio de Zaragoza (2012). Ha sido propuesta por la OEPM al Premio Príncipe de Asturias de Investigación Científica y Técnica (2011) y nominada al Premio Rey Jaime I de Nuevas Tecnologías (2012).

Bibliografía

Sánchez-Ramos Roda, Celia y Couto Gálvez, Rosa Mª: Propiedad Intelectual e Industrial de la obra científica (5 vols.); Ministerio de Cultura, Editorial Complutense y Editorial Comillas, Madrid, 2008-2012

Enlaces

Sobre el artículo original

Museo Virtual de la Propiedad Industrial.

Un especial agradecimiento al Equipo de Investigación sobre Propiedad Industrial. Convenio de Colaboración OEPM-UAM por permitir su reproducción en Mujeres con ciencia.

Sobre el autor

Javier Ezcurdia Arzola. Editado en OEPM por Luis Fernando Blázquez Morales. Equipo de Investigación sobre Propiedad Industrial. Convenio de Colaboración OEPM-UAM.

Deja un comentario

Obligatorio

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>