Ciencias geológicas, femenino plural

Gea, la geóloga virtual del IGME.

“Es cosa de hombres” rezaba el eslogan de un anuncio de una bebida alcohólica en los años 60. Y esta es la idea generalizada sobre la geología, que se trata de una carrera “para chicos”, simplemente porque la investigación en ciencias de la Tierra implica muchas horas de paseos por el campo cargando con rocas en la mochila, dando golpes con un martillo y manchándose de polvo y barro.

Pero la geología no entiende de género, sólo es necesario tener curiosidad por descubrir los secretos que encierran las rocas que nos rodean y las ganas de conocer cómo, cuándo y porqué se han formado los paisajes de nuestro entorno, desentrañando la historia del planeta en el que habitamos.

Por suerte, esta realidad se está reflejando en las aulas universitarias, ya que el número de alumnas matriculadas en el Grado en Geología aumenta año tras año, tendencia que también se mantiene en el número de investigadoras pre y postdoctorales, que generalmente supera al de investigadores masculinos. Incluso, en las asociaciones científicas estatales del ámbito de las ciencias de la Tierra se puede observar una mayor presencia femenina en sus órganos de gestión, como en la Sociedad Geológica de España, que cuenta con una mujer como presidenta (Ana Alonso Zarza, catedrática de la Universidad Complutense de Madrid) y en su junta directiva ha alcanzado la paridad, ya que los socios de dicha asociación no valoran el género a la hora de elegir a sus representantes, sino que escogen a los más capacitados en el ámbito investigador, docente y divulgativo, independientemente de que se trate de hombres o mujeres.

Y esta igualdad entre géneros dentro de la geología también tiene su reflejo para con la sociedad a través de la participación de las mujeres profesionales de las ciencias de la Tierra en las actividades de divulgación enfocadas en dar a conocer nuestra ciencia al público en general. El mejor ejemplo es el Geolodía, una actividad organizada por la Sociedad Geológica de España y que consiste en una excursión guiada por profesionales de la geología, a razón de una por provincia como mínimo, y que pretende demostrar a la gente el trabajo de los y las geólogos y geólogas en el campo. En las cincuenta y tres excursiones ofertadas para este año 2017 más de una cuarta parte de los organizadores han sido mujeres, participando en la preparación de diecisiete excursiones distintas. Es más, en siete de dichas excursiones sólo han participado mujeres en su organización, como en las provincias de Madrid, Murcia o Zamora.

Y Euskadi no se ha quedado atrás, ya que en las tres excursiones preparadas en nuestro territorio han participado geólogas como monitoras, en Gipuzkoa dos de los tres organizadores han sido mujeres y en Bizkaia se han encargado cuatro geólogas de su organización. Y el número de asistentes en femenino a estas tres excursiones también se ha visto incrementado este año, lo que demuestra el interés de las mujeres de todas las edades en una ciencia sin identidad de género.

Pero, desgraciadamente, aún queda mucho camino por recorrer para conseguir la igualdad real en las ciencias de la Tierra, ya que el número de profesoras titulares y catedráticas de universidad, así como de directivas e investigadoras principales en los centros mixtos y privados de investigación, junto con las empresas del sector, es increíblemente bajo si se compara con el número de hombres ocupando dichos puestos de responsabilidad. Es papel de todos y todas los y las profesionales de la geología conseguir esa valorización real de la mujer en nuestra ciencia en función de su capacitación científica y divulgativa y no dependiente de su género. Y esto se conseguirá no sólo a través de actividades como el Geolodía, sino también con el esfuerzo de colectivos como la Comisión de Mujeres y Geología de la Sociedad Geológica de España, donde hombres y mujeres trabajan juntos en pos de la igualdad de género en esta ciencia.

Ojalá que, con el esfuerzo de todos y todas, las niñas que acuden cada año al Geolodía y tengan vocación por la geología no se planteen en un futuro próximo si se trata de una carrera “para chicos” y, realmente, sepan que es una carrera “para chicos y para chicas”.

Sobre las autoras

Son las cuatro responsables del Geolodía 2017 de Bizkaia: Iranzu Guede Sagastizabal (Departamento de Mineralogía y Petrología, UPV/EHU), Blanca Martínez-García y Jone Mendicoa (Departamento de Estratigrafía y Paleontología, UPV/EHU) y Amaia Ordiales (SciGea).

Podéis conocerlas en este artículo: Marta Fdez. Vallejo, La geología se reinventa, El Correo, 2 mayo 2017

Deja un comentario

Obligatorio

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>